El origen de las protestas

Candido12Esto sucede porque en Brasil más bien se desarrolló la adopción del modelo de privatización de políticas públicas. El estado financia la salud, por ejemplo, la educación, pero subsidia al privado. El acceso a la universidad Prouni (el Programa Universidad para todos del gobierno), qué es, es una beca como ustedes tienen y que genera las protestas. Hay que pagar, pero en el acceso a la universidad privada, pero si eso también se da en la universidad pública, es… (suspira).

La salud es un sistema único en Brasil, pero en ves de mejorar la atención, todo es privado al final. Es como hacer ganancias con platas de una política pública universal. Ese es el centro de la protesta.

En la movilidad urbana, el estado construye metros y todo, pero todo es privatizado. Se hace la inversión y se pasa al privado. Entonces la protesta es sobre eso. Se hicieron los estadios para la copa, se privatizan los estadios. El Estadio Macaraná era público, ahora es privado. Entonces la indignación es que se utilizan (dineros públicos) para hacer ganancias (privadas). Entonces la gente que tiene un poco más de capacidad, de información, tiene también más capacidad de protesta.

La variable política es una variable determinante en la distribución, eso es lo que hay que entender. Si uno mira la historia (para entender el origen del problema), esto sucede porque se destruyó el estado de bienestar social y con eso el neoliberalismo aceleró la desigualdad. Tenemos que reinventar el estado de bienestar social. Para lograr eso se necesitan sistema de pensiones, con una Idea universal, para todos, con salud y educación para todos.

 

El factor selección para resolver todo

Los que sucederá depende de la Canarinha –El apodo del equipo brasileño-, porque si no gana la protesta va a aumentar. Pero si gana dos juegos, ya cambia todo. Se vio hace unas semanas que hubo un esfuerzo de los que perdieron con esto (de organizar la copa), porque se hicieron estadios nuevos expulsando gente y hubo que colocarlos afuera, con remociones y todo eso, donde nunca es tan claro todo ese proceso, ni existe el mismo ritmo para remover y para hacer las casas de la gente expropiada y generar los servicios de transporte básicos, con lo que sus vidas se desorganizan. Entonces hay protestas genuinas, y también de quienes no tienen una vivienda decente, porque la política no va al ritmo de la necesidad. Y esta gente intento organizar un día de lucha y fue más o menos un fracaso. Esto muestra también que no es tan sencillo hacer protestas.

Los que están protestando en este momento son los que aprovechan la oportunidad de la copa, porque es un problema para el gobierno no tener transporte, no tener policía federal que funcione, no tener embajadas que funcionen. Entonces existe más bien una especie de sabiduría en aprovechar el momento para conquistar cosas. Así es que en este momento hay más protestas de trabajadores que de los activistas.

 

El Mundial de las elecciones brasileras

Esto es un juego, como es la política. Porque sin duda Brasil es el país donde el fútbol es casi una identidad nacional. Es también la mejor manera de ascensión social y es donde el país real desaparece, porque si uno mira a los jugadores es el país real, y si miras a los ejecutivos de la Petrobras son blancos, no son negros. Acá los grandes jugadores vienen de las favelas, entonces es el país real y donde existió ascensión social.

El fútbol es mucho más como en la samba y el fútbol que jugamos tiene que ver con la samba, entonces ahí estamos mucho más representados. Hay un antropólogo Roberto DaMatta, un poco conservador, que es el más estudioso del fútbol. Dice que es ahí donde Brasil practica la democracia, porque todos respetan las reglas y saben cuáles son, porque en otras partes siempre domina el favor o la diferencias sociales. En el fútbol las reglas son para todos igual y si no las respetas te vas expulsado, te botan para afuera.

Entonces todo puede ser un desastre si la selección no gana, al menos en el comienzo. Ya en las etapas siguientes es una posibilidad quedar fuera, está la opción de no ganar (la copa). Y como en el juego, estaremos con una disputa electoral (en octubre), entonces puedes perder como ganar. Y sobre la reelección o no de Dilma (Rousseff) y del Partido de los Trabajadores (PT), pues ellos tenían un proyecto de mucho tiempo que implica el regreso de Lula en 4 u 8 años, para cambiar relativamente el país. Porque sí hay cambios pero no son tan estructurales.

El tema es que han perdido la sensibilidad con la calle, que es lo que los caracterizaba, y sin incorporar esto en la agenda pública, porque se requiere universalizar políticas, desprivatizar, entonces no se puede hacer un cambio radical y se hace un reformismo conservador. Dilma no tiene esta sensibilidad, así que no sé cuánto la pueda afectar. Aunque por la polarización, igual quien más tiene opciones de captar esa insatisfacción de la calle es ella, más que los otros, y sobre todo por su entorno.