Patricio Guzmán Campos fue uno de los exponentes más destacados de la fotografía social de los años 50. El chileno comenzó su trabajo como ayudante de Antonio Quintana, maestro de la fotografía social en el país y, posteriormente, comenzó a trabajar en el Centro de Cine Experimental de la Universidad de Chile, lo que marcaría su carrera. Ahí, trabajó junto al documentalista holandés Joris Ivens en la película A Valparaíso (1962) y otros filmes destacados.

El fotógrafo chileno falleció en Canadá a los 79 años, donde residía desde el Golpe Militar ocurrido en 1973 y pasó 15 años sin volver al país tras la caída de la dictadura. Su trabajo más reconocido está vinculado a los recordados retratos del cantautor Víctor Jara, de quien era amigo íntimo, y a algunas memorables fotografías realizadas a Salvador Allende.foto

Guzmán viajó en mayo a Chile, para ajustar los detalles de una nueva publicación junto a Lom Ediciones. El trabajo, llamado “Aquellos Domingos de la Quinta Normal”, agruparía una serie de obras del fotógrafo. En paralelo, también se preparaba una futura exposición de su material. La publicación se habría sumado a “Chile en la retina” sacado a la luz el 2010, con preciado material que reúne sus fotos entre 1958 y 1873.

Desde Canadá, su familia decidió no celebrar ningún funeral para Guzmán, pero aseguraron que en otoño realizarán un homenaje en su recuerdo.

Su partida deja un amplio vacío en el área de la fotografía social chilena, donde Guzmán Campos seguirá siendo considerado un imprescindible.