cruz verdeEl pasado martes, el Sindicato de Trabajadores de Farmacias Cruz Verde inició una huelga legal en todo Chile. La motivación principal es enfrentar la negativa de la empresa de mejorar sus salarios, revelando también la lógica de venta al interior de la cadena de farmacias.

Según denuncian, durante el proceso de negociación, la empresa ha estado absolutamente cerrada a escuchar las inquietudes de los trabajadores, pasando por alto el petitorio y ofreciendo una serie de iniciativas que fueron las mismas que se ofrecieron en 2011.

“Creemos que la empresa se está burlando de nosotros los trabajadores, ellos dicen que lo que estamos haciendo como sindicato va a sentar un precedente de que habrá mucha cesantía, pero eso no es cierto, porque la empresa tiene mucha plata, pero prefieren gastarla en publicidad y no darle a sus trabajadores” señaló Pedro Beltrán, presidente del Sindicato Cruz Verde.

El sueldo base aproximado de los auxiliares de farmacia apenas supera los 200 mil pesos, lo que consolida a sus trabajadores entre los más mal remunerados del mercado, pese a que, según el dirigente sindical, son ellos mismos “los que generamos las lucas a la empresa”.

Dentro de su política de incentivos, lógica en la cual Cruz Verde ha insistido durante la negociación con sus trabajadores, se encuentra la venta por comisiones. Ésta opera dentro de la farmacia con los mismos criterios que en una tienda de retail: si los auxiliares logran vender ciertos medicamentos y de laboratorios específicos, esto será sumado a sus comisiones, amortiguando un poco las bajas remuneraciones.

Durante el 2012, dichas prácticas fueron supuestamente acabadas con la promulgación de la Ley de Fármacos, que entre otras iniciativas, pretendía acabar con los incentivos que otorgan premios a los trabajadores que vendan productos específicamente señalados por las farmacias. Sin embargo, en Cruz Verde, dichas prácticas continúan y hoy son sus propios trabajadores quienes las denuncian.

 

“Nos obligan a vender algunos de nuestros productos por luca”

Elba Bascuñán es auxiliar de farmacia y esta mañana liderada la manifestación de los trabajadores de Cruz Verde en Tobalaba. Según ella, el motivo de la huelga general que contempla ciudades en todo Chile, tiene que ver con el descontento que han llevado silenciosamente sus empleados durante años.cruz verde

“Nosotros somos vendedores comisionistas y estamos pidiendo un sueldo base digno, el sueldo base que tenemos es malo, tenemos que hacernos el sueldo en base a comisiones y a lo que pagan los laboratorios por vender sus productos, engañando al público y el bolsillo del cliente porque desgraciadamente nosotros tenemos que hacernos el sueldo en base a eso”, señaló.

En muchas farmacias a lo largo del país, ya es típico que los auxiliares ofrezcan diversos medicamentos a los clientes antes de cerrar la compra. Entre ellos, antigripales, vitaminas, antiinflamatorios y otros medicamentos en oferta, que suelen estar ubicados frente a las cajas de pago y son vendidos a módicos precios. “Nos obligan a vender algunos de nuestros productos por luca”, describió Bascuñán.

Además, los trabajadores denuncian que, según lo permitido por el Código Laboral instaurado por la dictadura, quienes se encuentran el huelga pueden ser reemplazados por la empresa. Esto permite que quienes se encuentran hoy vendiendo en las Farmacias Cruz Verde en huelga sean personas no capacitadas para la labor, sin sus respectivas licencias de auxiliares de farmacia. Bodegueros y jefes de sala también estarían siendo reemplazados.

Los trabajadores se han reunido con el senador Guido Girardi, presidente de la Comisión de Salud, para informarlo sobre el problema y esperan reunirse próximamente con la titular de Salud, Helia Molina. Tal como ellos reconocen, los problemas denunciados también involucran a las máximas autoridades en materia de salud y son un problema que afecta a trabajadores y pacientes-clientes de la farmacia en cuestión.

 

“Esto es un negocio, no una farmacia donde buscar salud”

cruz verdeLa huelga del Sindicato de Trabajadores de Cruz Verde ya se extiende por todo Chile. En La Serena, los auxiliares de farmacia señalaron que son obligados a poner medicamentos arriba del mesón y a ofrecerlos siempre. En tanto, en Concepción, los trabajadores de Cruz Verde han paralizado cerca de 13 sucursales.

En Osorno, cerca de 7 sucursales de la farmacia se encuentran movilizadas. Desde ahí, se han sumado a las denuncias por reemplazos no calificados y de la misma situación han hecho eco los empleados de Valparaíso, Viña del Mar, Talcahuano y el norte de Chile. En la Región Metropolitana, cerca de 300 trabajadores están sindicalizados y hay cerca de mil a nivel nacional.

Por su parte, señalan, la empresa ya se encargó de enviar correos para atemorizar a quienes participen de la huelga y no se encuentran sindicalizados. Fuera de las práticas de hostigamiento, hoy, la dirigencia nacional se encuentra negociando en la capital con la gerencia del holding farmacéutico, sin resultados hasta ahora.

“Queremos un sueldo digno, un sueldo base. ¿Sabe lo que nos dijeron a nosotros? Que no nos podían pagar un sueldo base porque nos íbamos a ir a sentar a la farmacia. ¿Te das cuenta? O sea, no son capaces de pagar un sueldo digno a sus trabajadores. Esto es un negocio, no es una farmacia donde tu vas a buscar salud, porque nosotros tenemos que vender para que rinda el negocio”, argumentó Bascuñán.

En tanto, otra trabajadora sindicalizada prefiere no dar su nombre y señala que, para ellos, ir a huelga es un sacrificio. Sin embargo, reconoce que “tenemos que apoyar al sindicato porque somos un grupo, tenemos que estar todos unidos. Lo malo es que la empresa no quiere negociar, de hecho tiró la negociación del 2011 tal cual ahora, esa es la respuesta que dieron. No tienen respeto. Sentimos nosotros que nos faltan el respeto”.