pascua_lama4Con “impotencia y rabia” reaccionaron representantes de las comunidades afectadas por el megaproyecto minero Pascua Lama, tras conocerse del importante puesto que ocupará Eugenio Ortega Frei (DC), marido de la ministra de Trabajo, Javiera Blanco, como gerente de Asuntos Corporativos de la canadiense Barrick Gold.

Según señalaron fuentes no reveladas a El Mostrador, el también hijo de Carmen Frei, ex senadora y hermana del ex presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle (DC), cumpliría el rol en la plana ejecutiva de la empresa de usar sus “vínculos políticos” dentro de la Nueva Mayoría para sacar adelante el proyecto.

Para Rubén Cruz, vocero de la Asamblea del Valle del Huasco e integrante de la Comunidad Diaguita Patai Coe, aseguró que la nueva contratación de Barrick “es parte de la estrategia comunicacional y política que han llevado a cabo desde el último tiempo” y agregó que “lo tomamos con bastante impotencia y rabia, porque creemos que no corresponde hacer un lobby político para que Pascua Lama salga adelante, debilita la institucionalidad ambiental, y además no colabora con resguardar nuestros derechos humanos en el Valle del Huasco”.

Cruz señaló que “es una falta de respeto para las comunidades que llevan más de 14 años resistiéndose al proyecto”, y criticó el espíritu de hacer uso de vínculos políticos con la segunda administración de Michelle Bachelet.

En ese sentido indicó que la vinculación política de la Nueva Mayoría “viene desde Eduardo Frei Ruiz-Tagle que ayudó a llevar adelante el Tratado Binacional Minero” y recordó cuando la presidenta Bachelet viajó a una cena realizada en Nueva York el año 2009, “financiada por Barrick Gold y Chevron, donde se habló de Pascua Lama y de campañas políticas. Esto es parte de la misma estrategia”, apuntó.

Por ello, el representante de la Asamblea del Valle del Huasco aseguró que “permanentemente hay tráfico de influencias políticas para poder viabilizar el proyecto Pascua Lama a toda costa”.

 

Memorándum ya adelantó parte del camino

A fines de mayo pasado, Barrick dio a conocer un acuerdo alcanzado con un grupo de comunidades indígenas diaguitas, el cual fue duramente criticado por opositores al proyecto señalando el oscuro rol que jugó el abogado Lorenzo Soto en la ocasión. Al respecto, Cruz criticó la supuesta representatividad argumentada por Soto para firmar el Memorándum de Entendimiento.

“Ese memorándum, que se supone es un acuerdo de comunicación e información -como si no existiera toda la información suficiente de parte de organismos del Estado para decir que ese proyecto es inviable-, se arroga la representación de comunidades y es bueno señalar que fue firmado por la Asociación del Consejo Comunal, y no representa a las comunidades. La ley indígena es clara al decir que las asociaciones no pueden representar a las comunidades y sin embrago el abogado Lorenzo Soto, dice que con ese Consejo Comunal representa más de 15 comunidades, lo que no es así”, aseguró.

El miembro de la Comunidad Patai Coe indicó que “aún no se muestra este Memorándum de Entendimiento a las comunidades”, y además agregó que “el abogado Lorenzo Soto se ha negado insistentemente a entregarlo, así como los abogados de la empresa. No sé por qué no lo quieren mostrar, y con eso no se está respetando ninguno de los derechos indígenas en el Valle del Huasco”, concluyó.