educacion-chile (1)La Confederación de Padres y Apoderados de Colegios Particulares Subvencionados (Confepa), organización que ha manifestado su oposición a la Reforma Educacional, convocó para este sábado a su tercera caminata “por la libertad de elegir el colegio de nuestros hijos”.

Nacidos en 2011, la Confepa ha realizado asambleas a lo largo del país para agrupar a los apoderados de establecimientos subvencionados para defender sus proyectos educativos, y en eso además se han reunido con parlamentarios y asesores del Mineduc. Defienden la educación particular subvencionada y solicitan que la Reforma Educativa considere también “libertad de elegir”.

En su sitio web, la Confepa define como parte de sus principio que son “respetuosos de la diversidad y las creencias religiosas” y que promueven “la calidad, equidad y diversidad de las opciones educacionales. “Exigimos prudencia, respeto, y sobre todo, participar en las decisiones que afectan la educación de nuestros hijos”.

Erika Muñoz, presidenta de la Confepa, señaló a Radio Futuro que “nosotros estamos de acuerdo con que nuestros hijos puedan seguir con subvención y a que nuestros hijos puedan tener el proyecto educativo que queramos elegir” y agregó que ellos piden es “que el proyecto de ley se pueda hacer a la luz de la experiencia de todos los colegios”.

Muñoz defendió además la posibilidad de que los sostenedores puedan seguir lucrando. “Si me preguntan por el lucro, es la devolución de un servicio debidamente prestado, y creo que todos tenemos derecho a recibir una devolución”, indicó.

La movilización de Confepa espera convocar a padres en Valparaíso, Talca, Talagante, Quilicura, Concepción, Temuco y Coyahique.

 

¿De qué libertad?

fernando-atriaFernando Atria, académico de la Universidad de Chile y autor del libro “La Mala Educación”, aseguró que los cuestionamientos a la “libertad de elegir”, en el marco de la reforma, sólo afectan a los establecimientos que seleccionan a sus estudiantes, y agregó que “lo que las reformas hacen es universalizar una libertad que hoy día está desigualmente distribuida”.

“Es evidente que hacer una libertad igual para todos no es limitar, sino maximizarla. Creo que eso obvio, y el único sentido en que se pierde libertad no es el poder elegir proyectos educativos sino más bien la libertad de poder excluir a otros”, señaló.

Atria indicó que “la libertad de elegir no es la que está siendo amenazada, sino la libertad de excluir”, y agregó que “los proyectos educativos que se hacen inviables en esta reforma son los proyectos que no pueden estar abiertos a todos, porque lo que estaría en régimen legal con la reforma aplicada sería que todos los colegios están abiertos para todos, con el mismo derecho a postular y a ser admitidos en cada uno de ellos”.

El académico aseguró que las aprensiones de este grupo de apoderados “tienen sentido si se preguntan por qué esas misma reglas no se le aplican a la educación particular pagada, porque en el fondo algunos ya no podrán excluir con sus 20 mil pesos, pero otros sí podrán seguir excluyendo con 400 mil pesos. Esa queja tiene sentido, pero ahí deberían exigir que estas mismas reglas se hagan extensivas para la educación particular también”.

“Si su argumento es que los perjudican con un argumento que no se lo aplican a los más ricos, entonces el reclamo debería ser que se les aplique a ellos también. Al menos yo invitaría a eso”, finalizó