colegio_enfermera_historicoContraloría emitió en un dictamen el pasado 24 de junio, el cual declaró ilegal el permiso otorgado por la Dirección de Obras de la Municipalidad de Santiago para la construcción de una torre de 13 pisos en la calle Monjitas 565, zona protegida patrimonialmente y donde el Plan Regulador comunal permite la edificación máxima de 3 pisos, dada la existencia del edificio del Colegio de Enfermeras declarado como Monumento Histórico.

El edificio, perteneciente a la Inmobiliaria Monjitas S.A., ya inició sus obras y hasta el momento lleva cinco pisos construidos de los trece proyectados, por lo que los denunciantes esperan que los permisos municipales sean invalidados por la actual administración municipal. La empresa aparece ligada a la Universidad San Sebastián como parte de los nueve socios que controlan de la casa de estudios desde 2006, cuando una reestructuración el directorio en medio del proceso de acreditación, levantó sospechas sobre los mecanismo utilizados para lucrar con la educación superior.

La información que afecta al proyecto inmobiliario en calle Monjitas la dio a conocer la Fundación Defendamos la Ciudad. Patricio Herman, representante de la organización aseguró que la norma específica de edificación en el sector “establece que las nuevas edificaciones en ese sector deben supeditar el tratamiento de las fachadas, volumetría y altura al que tiene dicho Monumento Histórico de 3 pisos, lo que no aconteció y por ello la Contraloría inició un procedimiento disciplinario en contra de los funcionarios municipales quienes, conociendo el marco regulatorio, optaron por violarlo”, y agregó que “su nuevo edificio deberá tener un estilo neocolonial que es el que tiene el aludido Monumento Histórico”.

Por su parte, Erwin Stanke, uno de los vecinos afectados, señaló su sorpresa de que sea nuevamente una inmobiliaria ligada a la Universidad San Sebastián la que haya conseguido permisos reñidos con la normativa, y recordó la reciente orden de demolición decretada en Recoleta por irregularidades similares. “¿Estaremos ante una obscena práctica generalizada por parte de esos habilosos inversionistas?”, cuestionó el vecino.

Jorge Verdugo, otro de los denunciantes, señaló que esperan que la demolición de los pisos que exceden la norma se produzca “en el transcurso de los próximos días” y agregó que la decisión le corresponde al mismo Director de Obras que “debe invalidar los permisos mal otorgados por él”.

“No quisiéramos pensar que las autoridades de rango medio de la comuna de Santiago actúen con lenidad para favorecer a un actor privado que quiso pasarse de listo y así obtener beneficios económicos al margen de la ley. Confiamos en que Carolina Tohá sea tan proba como su colega Daniel Jadue”, finalizó Verdugo.