memorial estadio nacional

Foto: Cooperativa.cl

Las imágenes de los enfrentamientos entre barristas de Colo-Colo y Fuerzas Especiales de Carabineros fueron replicadas ampliamente en los medios, destacando el resurgimiento de la violencia en los estadios, situación preocupante que genera un amplio rechazo en el balompié nacional.

Sin embargo, hasta el momento no estaba claro qué había originado la verdadera batalla campal que se vivió en el Estadio Nacional. En un comunicado oficial, uno de los grupos que componen la Garra Blanca defendió su acción contra los efectivos policiales, asegurando que respondieron a una agresión originada por el violento retiro de una bandera que colgaba de una reja.

“Una hora antes del inicio del partido Fuerzas Especiales de Carabineros irrumpió violentamente en la Galería Norte para sacar una bandera de la reja, golpeando salvajemente a niños y mujeres, incluso a una mujer embarazada que se encontraba en el sector. Tenemos vídeos que respaldan el actuar sin sentido de los cafiches del Estado”, explican los involucrados.

El comunicado agrega en tono desafiante que “si pensaban que podían entrar como Pedro por su casa y agredir a mansalva están muy equivocados y ayer se dieron cuenta. Toda la barra unida se les fue encima, tuvieron que replegarse y correr”, y destaca que tras lo acontecido no hubo más actos de violencia, “quedando claro quiénes son los que la originan”.

Respecto de los destrozos provocados en el sector en que se recuerda a los presos detenidos, torturados, muertos y desaparecidos del Estadio Nacional para el golpe de Estado, la barra asegura que “si entró gente fue por cosas del momento”, y aseguran que el respeto a los caídos “viene de nuestra parte, no de los fascistas y los pacos, cómplices de Pinochet”.

El texto concluye asegurando que “a los caídos se les recuerda luchando” y aclara que “si algún familiar de Detenidos Desaparecidos se sintió ofendido, nuestras sinceras disculpas. Somos pobladores con conciencia y memoria”, concluye el comunicado.

 

La molestia de la organización responsable del memorial

destrozos estadio nacional

Foto: Cooperativa.cl

Wally Kunstmann, presidenta de la agrupación que desarrolla el proyecto de memoria en el Estadio Nacional dijo a ElDesconcierto.cl que desde que se inició el trabajo en el recinto, hace doce años, “nunca había pasado esto”. “La escotilla ocho la tenemos a cargo nosotros desde el año 2008, cuando pasó ser parte de nuestro trabajo y nunca había pasado nada. Nunca”, indicó la representante.

“Yo no sé qué pasó ahora que sucedió todo esto y nunca habíamos tenido problemas con la barra de Colo-Colo. Al revés, siempre los hemos felicitado en las visitas guiadas que hacemos, donde recalco la conducta que han tenido siempre”, indicó y aseguró que si bien habla a título personal, entiende que muchos de sus compañeros estén “indignadísimos”.

“Yo estoy como desolada, triste. Porque esto es el reflejo de una juventud sin educación, de una juventud a la que no se le ha enseñado la historia reciente de nuestro país, y que no tiene un proyecto de vida, que vive el instante y tal vez hasta estaban drogados”, indicó Kunstmann.

La presidenta de la agrupación aseguró que “lo único que quiero es que tengamos una reunión con la gente de Blanco y Negro para hablar con ellos, pero sobre todo queremos una reunión con los dirigentes de la barra de Colo-Colo, porque sabemos que muchos de los abuelos de estos jóvenes que son de poblaciones generalmente, son hijos o nietos de ex presos del Estadio, y quizá ni siquiera lo saben”.

“Yo no estoy enojada con ellos, estoy enojada con este Estado de Chile que no educa a su gente, que no les dice la verdad de las cosas que han pasado. Con ellos estoy resentida. Este es el resultado de una mala política de educación”, finalizó Wally.