Chile viene en un proceso de crecimiento macroeconómico desde mediados de los años noventa, con algunas bajas, pero en sumas y restas, el país ha liderado la región. La duda ante una posible recesión amplía pone la mirada hacia los sectores que serán mayormente perjudicados.

Gonzalo Durán, investigador de la Fundación Sol destaca que “vemos que se ha armado un escenario de que el país está en desaceleración, lo que en parte es efectivo, pero cuando uno ve las cifras más localizadas, uno dice, qué pasa con los bancos, ¿Ellos se desaceleran, o no?”

Según la revisión de datos de Fundación Sol, en Chile, el 0,1% más rico obtiene como ingreso mensual al menos 524 veces más que el 50% de la población. “Esos niveles de desigualdad son de los más altos conocidos en la actualidad a nivel mundial en estudios comparados”, asegura Durán. Según la investigación de fundación Sol, tanto bancos, empresas de retail, Isapres y grandes empresas no han sufrido desaceleración el último tiempo, todo lo contrario.

desigualdad Copy (1) (1)

En este contexto de desigualdad y altos precios es cuestionable entonces cómo la mayoría de los chilenos financia la vida cotidiana. Durán es tajante en señalar que “las familias tienen que tomar una decisión, si deja en suspenso su cotidianidad, no podría después tomar desayuno, no podría tomarse una ducha con agua caliente, sino que llegaría hasta el día quince y hasta ahí no más alcanzaría su sueldo”.

La misma cifra de personas que gana bajo los 400 mil pesos, son quienes presentan altos niveles de endeudamiento y en muchos casos, sobre-endeudamiento.

Durán explica que los sueldos alcanzan para los bienes más básicos, y para el resto se entiende como un acceso al crédito. Un sueldo alcanzaría básicamente “para un arrendamiento, para un kilo de pan al día, las cuentas básicas de la luz, el agua, el gas y con eso mas menos se va extinguiendo el monto”. Salud, Educación y gastos asociados de las familias entrarían a ser bienes financiados por el endeudamiento familiar.


Sueldos (1) (1)

“Los bancos lo entienden así, muchas veces las familias tienen que ocupar sus recursos para financiar las cosas de primera necesidad, pero en educación y salud, los bancos ofrecen créditos para hacerse cargo, por lo tanto ahí tenemos un déficit. De no cerrarse esa brecha, hoy día tenemos una acumulación de ingresos por desposesión”, agrega Durán.

ganancias (3) (1)