Mariano-Puga1Invitado por el programa de El Informante de TVN, el sacerdote Mariano Puga se refirió a la supuesta denuncia que realizó en su contra el Cardenal Ricardo Ezzati y de los PP Felipe Berríos y José Aldunate por sus declaraciones críticas hacia la conducción de la iglesia católica.

Puga confirmó que de parte de Ezzati no hubo denuncia, sin embargo aclaró que tras consultar al nuncio sobre la investigación de la Congregación para la Doctrina de la Fe, se le explicó que ésta había sido realizada “por distintas personas y distintos canales y que cuando hubiera una respuesta él nos llamaría personalmente para conversar sobre la opinión que daba Roma sobre esa preocupación”.

Presionado para que diera luces de quiénes fueron los denunciantes, Puga afirmó que “eso es lo que nos gustaría saber” y agregó que “es una forma muy tradicional de la Iglesia que las acusaciones pasan a a las autoridades sin que los acusados sepan“, indicó el sacerdote.

Sin embargo, aclaró que  “la denuncia a Roma la hace el nuncio, es su función”.

Consultado sobre las razones de la acusación, el sacerdote Mariano Puga recordó sus propias declaraciones respecto de que “la iglesia, que es la iglesia de Jesucristo que viene a quebrar la segregaciones, las diferencias económicas y a hacernos a todos hermanos, ha sido muchas veces la que ha propiciado una sociedad de clases y que tiene escuelas para ricos, escuelas para pobres, y en ese sentido, la Iglesia a veces ha sido inconsecuente con el mensaje liberador del evangelio“, indicó.

“Todos los temas que tienen que ver con sexualidad, familia, son los temas que se están tocando y como dijo el Papa, ‘deben decir todo lo que piensan ustedes'”, puntualizó también Puga.

Al momento de referirse sobre las incomodidades que genera sus planteamientos y el de los otros dos sacerdotes, Puga afirmó categórico que “a la institucionalidad de la iglesia, este espíritu nuevo que está poniendo el papa Francisco, no ha llegado a todas las instituciones“.