Tras el anuncio de normalización de relaciones entre Estados Unidos y Cuba, ¿pasará ahora a ser la UDI la que acostumbre a apedrear la embajada norteamericana? Sería un progreso frente al apedreamiento de obispos que practicaban sus fundadores en los primeros años de la dictadura de Pinochet.

Rafael Enrique Cárdenas Ortega