feriadosLa Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados está analizando la idea de eliminar los feriados religiosos en Chile. El objetivo es terminar con cuatro de los quince feriados religiosos oficiales, afectando, por ejemplo, la conmemoración de San Pedro y San Pablo (19 de junio), Asunción de la Virgen (15 de agosto), Inmaculada de Concepción (8 de diciembre) y el Día de la Raza (12 de octubre).

El proyecto fue presentado en 2013 por los diputados Osvaldo Andrade (PS) y Tucapel Jiménez (PPD) y la iniciativa cuenta con el apoyo de parlamentarios de oposición, como Marcela Sabat (RN) y Gustavo Hasbún (UDI). La propuesta se sustenta en que dichos feriados son utilizados como día de descanso, más que como conmemoración religiosa.

Chile tiene muy pocas vacaciones y muchos feriados. Somos de los países que tenemos menos y para eso es conveniente quitar cuatro días feriados y subir cinco días en las vacaciones”, argumentó Tucapel Jiménez. De ser aprobada la iniciativa, las vacaciones podrían aumentar en cinco días, aunque el incremento se realizará en proporción a la cantidad de años de servicio de cada trabajador.

La idea ya es resistida por la Iglesia Católica y la UDI, que señala que los feriados fueron acordados por el gobierno chileno y El Vaticano el 1 de febrero de 1915, y que una revisión sobre el tema requeriría de nuevas conversaciones entre la Santa Sede y el Ejecutivo. No obstante, se mostraron a favor de que los días de descanso de los trabajadores sean aumentados.

Durante las próximas semanas, la Comisión de Trabajo de la Cámara revisará el tema y tendrá, entre sus invitados, a la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, y la ministra del Trabajo Javiera Blanco.