estado-islamicoEl fin de la célula es “desestabilizar la seguridad” en zonas bajo el control del Estado Islámico y allanar el camino para ataques por parte de los países occidentales, el Ejército Libre de Siria y las fuerzas gubernamentales de Siria.

Los rebeldes afirmaron que el Estado Islámico se convirtió en una organización infiel, ya que no declaró a toda la población de Irak y Siria como infieles. También aseveraron que el líder del EI, Abu Bakr al Baghdadi, está fuera de las filas del islam, porque recolectaba dinero de las “poblaciones infieles”.

No se especifica si los cuatro rebeldes fueron ejecutados, pero un activista civil de Raqqa aseguró que así fue e indicó que la cifra total de este movimiento disidente dentro del Estado Islámico llegaba hasta al menos 50 miembros, entre ellos turcos, sirios, azerbaiyanos y personas de otras nacionalidades. “Todos estos hombres fueron condenados a muerte”, declaró.