Victor InzulzaCon extrañeza y desconfiados reaccionaron algunos dirigentes del Colegio de Profesores tras conocerse alguno de los aspectos que contendrá el proyecto de ley de Carrera Profesional Docente, uno de los tres proyectos que restan en el marco de la Reforma Educacional, y que se suma a las iniciativas que buscan la desmunicipalización de la educación pública, además de la gratuidad en la educación superior.

Este domingo, el ministro del ramo adelantó importantes aspectos del proyecto que mejorará la formación y las condiciones laborales de los profesores, donde destacó la implementación de una prueba obligatoria para los alumnos de pedagogía que quieran ingresar al sector público.

El anuncio sorprendió tanto a dirigentes disidentes como oficialistas. Entre los primeros, Darío Vásquez, secretario general de la colectividad, y Mario Aguilar, prosecretario, confirmaron que dichos aspectos del proyecto de ley no han sido abordados en las múltiples reuniones que han sostenido con los equipos técnicos del Ministerio de Educación.

Vásquez calificó las palabras de Eyzaguirre como “sorprendentes” y aseguró que “ese tema no se ha dicho nunca en la mesa” que están desarrollando en conjunto con el Gobierno.

dario vasquezEl secretario general del Colegio de Profesores cuestionó duramente el anuncio, pues según él “para hacer eso, tendrían que hacer una revolución en lo jurídico para resolver con las universidades una formación como la que están planteando”, pero según el dirigente no existen indicios de una transformación al Estatuto Docente en los objetivos del Ejecutivo.

Vásquez cuestionó que no se ponga más acento en la formación pedagógica. “En una sociedad moderna, con la cantidad de conocimiento que se ha acumulado en los últimos 50 años, más lo avanzado en 20 siglos, no hay ningún profesor que se lo sepa todo. Lo que debe prevalecer en la formación docente es un excelente pedagogo, un buen profesor. No se trata solamente de meter conocimiento. Se necesitan pedagogos, y esa es una diferencia muy fuerte que tenemos con el ministro”, aseguró el segundo hombre fuerte del Magisterio.

“Lo que ha dicho el Ministro es totalmente contrario y novedoso con lo que veníamos conversando. Ese periodo de inducción que comentó, nosotros propusimos que fuese parte del sistema, pero no un prerrequisito para entrar a una carrera profesional. Para nosotros, un profesor que sale con su título y gana un concurso, junto con entrar a trabajar ingresa al sistema de carrera docente. Esa diferencia es fundamental”, indicó Vásquez.

Además, el secretario general cuestionó que la prueba sólo se pueda aplicar a profesores del sector público. “¿Qué justifica que solamente un sector del magisterio tenga un carrera profesional y los demás no? ¿Los sostenedores privados y subvencionados van a seguir teniendo manga ancha con respecto al trato profesional docente? Nosotros pensamos que la carrera debe ser universal, y eso es otra seria diferencia con ellos”, afirmó.

Vásquez calificó como una “muy mala señal” que el ministro dé a conocer aspectos no consensuados mediante declaraciones en la prensa. “Este proyecto va a marcar el ejercicio de la profesión docente durante los próximos 30 o 40 años, entonces es muy importante no sólo para los profesores sino para la educación en sí. Si acá quieren tener mejoras, hagan una buena carrera docente y preocúpense del profesor alguna vez, porque nunca lo han hecho”, aseguró.

Finalmente, el dirigente del Magisterio afirmó que con el pronto envío del proyecto “lo que quieren hacer es pasar la aplanadora, y como tienen un parlamento donde pactan con la derecha, estamos en presencia de un proyecto de ley que va a ser el gatopardismo en persona”, lanzó.

Sueldo promedio aumenta pero sigue siendo insuficiente

Mario AguilarPor su parte Mario Aguilar calificó como “discutible” la idea de someter a una prueba obligatoria a los profesores que quieran ingresar al sistema público. “Se sigue con la idea sesgada de suponer que el mejor profesor se mide únicamente a través de pruebas de conocimiento. Eso es bastante discutible. Es importante el conocimiento disciplinario y de la teoría pedagógica, pero hay mucho que tiene que ver también con la praxis. Si simplemente se pretende calificar a través de una prueba si se es un buen o mal futuro profesor, me parece discutible, técnicamente hablando”, afirmó el prosecretario del Magisterio.

Para Aguilar, el tema pasa por la lógica de mercado que inunda a las universidades. “Hay universidades e instituciones que están lejos de ser calificadas como tales. Y ahí es donde hay que meter mano. La formación es deficiente derechamente porque tienen un fin únicamente comercial. Además, es un problema que no sólo afecta a las carreras de pedagogía”, afirmó Aguilar.

El dirigente del Colegio de Profesores confirmó la versión de Vásquez respecto de que esta prueba no ha sido abordada en las reuniones con el Mineduc. “Esto va más allá de nosotros como gremio, porque como ciudadanos, resulta inaceptable que el Ministerio autorice a instituciones para funcionar y posteriormente no valide los títulos que entregan”, indicó.

Para Aguilar, otro de los aspectos cuestionables de los anuncios hechos por Eyzaguirre tiene que ver con el incremento del ingreso promedio para los profesores hasta llegar a los $750 mil. “Eso es totalmente insuficiente. Nosotros hemos dicho que aquí se debe tender a la nivelación de sueldo de los profesores con el de otros profesionales. Como comparación, un enfermero o enfermera son profesionales que ingresan ganando cerca de un millón de pesos. A los cinco o diez años ya están al doble de eso. Entonces, resulta inaceptable que se siga mirando a la profesión docente como cosa de segunda o tercera categoría”, indicó.

“El país completo está de acuerdo con que el sueldo de los profesores es totalmente insuficiente para la importancia de la labor que se hace. Y eso que se está ofreciendo es absolutamente insuficiente. Yo creo que habría que partir del millón de pesos. Eso estaría dentro de un rango aceptable”, finalizó Aguilar.

ElDesconcierto.cl solicitó una entrevista por este tema con el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, pero desde Magisterio indicaron que se encontraba fuera de Santiago e incomunicable.