edo caroe 40 principales

Foto: Radio 40 principales.

Un ácido monólogo en la radio 40 principales le dedicó este miércoles el comediante Edo Caroe al Gobierno, en medio de la parálisis del SII ante el caso SQM y luego de que el Tribunal Constitucional (TC) acogiera la solicitud de la compañía para evitar que la Fiscalía incaute su información contable de los últimos seis años.

“Cuando uno comenzaba a creer en la democracia chilena, con los pasos que se han dado en el caso Penta por lo menos, ésta, de espalda a ti, llega y te pega una patada en las gónadas”, señaló Caroe en alusión a la decisión del TC, agregando que “el fiscal Gajardo debe haber sentido cómo le metían un ají por el culo”.

Para el comediante “lo relevante es la sumatoria de vallas que la institucionalidad chilena ha puesto para que se investigue de una buena vez qué carajo pasa con Soquimich. La hueá es tan enmarañada que da para teleserie turca, es como un pelambre de vieja en el negocio. El aplaudido Servicio de Impuestos Internos acá se ha portado como el forro”.

“Cuando le aprietan el bolsillo y los amigos al oficialismo, éste salta como fiera pa’ que no le toquen a sus crías”.

“Este impedimento del Tribunal Constitucional, un órgano enteramente cuoteado por un sistema político cupular y escindido de lo que quiere la ciudadanía, sirve como instancia para los políticos cuando les da la pataleta porque perdieron una votación”, añadió.

Caroe incluso se la jugó por una explicación para la inacción del SII y el silencio del Gobierno: “Si uno se pregunta por qué con Penta sí y con Soquimich no, la hipótesis más fuerte tiene que ver con las relaciones de cercanía que existen del controlador de Soquimich con Peñailillo. También las relaciones económicas entre Soquimich y los políticos de izquierda. Cuando le aprietan el bolsillo y los amigos al oficialismo, éste salta como fiera pa’ que no le toquen a sus crías”.

Triste día para la democracia. Juegos de azar y mujerzuelas para al Nueva Mayoría”, sentenció finalmente el comediante en su comentario, que comparó la situación con una “pelea de las instituciones en el barro”, añadiendo que “entre sí se limpian el barro de la espalda y probablemente estemos ad portas de un gran acuerdo nacional”.