En horas de la mañana de este viernes 20 de marzo, están convocados los máximos dirigentes del Partido Comunista a la inauguración de una reunión que podría resultar tensa y donde al menos habrá discusiones fuertes. En el ex Congreso Nacional, en Santiago, se iniciará el Pleno del Comité Central de la colectividad, que tendrá como objetivo analizar el primer año de los comunistas en el gobierno de Michelle Bachelet, echar un vistazo a cómo andan las cosas en “la lucha social y sindical” y establecer los lineamientos para los tres años que vienen, teniendo en cuenta las complicaciones para impulsar las reformas y los continuos roces con la Democracia Cristiana e incluso sectores de la izquierda.

Las reuniones de la directiva comunista se realizarán entre el viernes y el sábado, a puertas cerradas, una parte en la sede legislativa y otra en una sede municipal de San Miguel, alejados de la prensa. El balance y el análisis político lo harán alrededor de 80 integrantes del Comité Central y se centrará en un informe político que presentará el presidente de la colectividad, Guillermo Teillier, quien trabajó el documento junto a Juan Andrés Lagos, secretario general, y un grupo de dirigentes. Algo que no pasa de largo entre los militantes del PC es finalmente cómo se evaluará el primer año, si habrá realmente una postura crítica y realista o, al menos en lo público, se querrá dar una señal al Gobierno de seguir lealmente alineados.

En la inauguración del encuentro del PC se verán, por otro lado, las señales del Gobierno. Está invitada la presidenta Michelle Bachelet, pero directivos de la colectividad dicen que no es probable que ella vaya y podría llegar el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo. Lo que es seguro es la asistencia de los presidentes de los partidos de la Nueva Mayoría, aunque en otras ocasiones, como la Fiesta de los Abrazos, actividad emblemática de los comunistas, no fueron Ignacio Walker de la DC, ni Osvaldo Andrade del PS.

Hay expectativa de intervenciones, como las de Bárbara Figueroa, en tanto presidenta de la CUT, que tendría que informar y dar explicaciones sobre el desarrollo de la reforma laboral, los problemas que ha presentado y el tira y afloja en el Congreso. Algunos tienen una mirada reticente sobre cómo ha ocurrido ese proceso y si realmente se logrará avanzar.

En el Pleno de Comité Central, junto al informe que dará Teillier, hay expectativa de otros intervenciones, como las de Bárbara Figueroa, en tanto presidenta de la CUT, que tendría que informar y dar explicaciones sobre el desarrollo de la reforma laboral, los problemas que ha presentado y el tira y afloja en el Congreso. Algunos dirigentes del PC tienen una mirada reticente sobre cómo ha ocurrido ese proceso y si realmente se logrará avanzar. También se espera el análisis que haga Claudia Pascual, la única comunista en el gabinete de Bachelet, y que podría tener una visión más completa del desempeño y las visiones dentro de la administración, aunque en el PC se suele comentar que ella está metida por entera en los temas del Sernam, cartera que dirige, y adoptó una postura de total lealtad a la Presidenta de la República. Un tema que causa cierto escozor al interior del PC, es lo relacionado con la AFP Estatal y los atrasos en reforma al sistema previsional privado, de lo que quizá hable el Subsecretario de Previsión Social, Marcos Barraza, dirigente comunista que le ha “tocado bailar con la fea”, según dicen en la Nueva Mayoría. También se haría una evaluación del desempeño de autoridades comunistas a nivel de Regiones y Seremis ya que, según una alta autoridad de la organización, es ahí donde hay balances negativos por parte de La Moneda.

Nadie en el PC niega que parte del análisis estará centrado en si, junto con cumplir formando parte del gobierno, se ha seguido desarrollando o no el trabajo a nivel sindical, estudiantil y social, algo que defienden muchos dirigentes y militantes comunistas.

Lo que parece darse por descontado, es que del Pleno del PC saldrá la reiteración de que “la prioridad es el programa de gobierno de la Nueva Mayoría”, habrá un gesto de apoyo y lealtad a la Presidenta Bachelet y se sostendrá, como lo han hecho distintos dirigentes comunistas, entre ellos Guillermo Teillier y Lautaro Carmona, que debe mantenerse y proyectarse la Nueva Mayoría.

Lo que en el PC está fuera de agenda ahora, es levantar alguna figura como candidato presidencial, pero ya anunciaron que están dispuestos a iniciar el trabajo de candidaturas, programa y propaganda para las municipales del año próximo.

Otro punto importante del encuentro de los dirigentes comunistas, es que se propondrá realizar a finales de año un Congreso nacional. Si se hace, eso significa volver a discutir el programa, elegir a nuevos dirigentes y plantear modificaciones en la línea política. De acuerdo a versiones recogidas, Teillier seguiría de presidente, pero se habla de cambios en la Comisión Política (la máxima instancia del PC) donde saldrían “viejos cuadros” e ingresarían nuevas generaciones, y de nuevos ingresos al Comité Central, que incorporaría a jóvenes que estaban en las Juventudes Comunistas, como es el caso de Camila Vallejo.

Claro que el PC no estará estos días concentrado solo en el Pleno del Comité Central.  Tienen el acto de homenaje a Gladys Marín el domingo 22, en el Teatro Caupolicán, el cual esperan llenar con un acto en el que se presentará Inti-Illimani. En esa oportunidad Guillermo Teillier presentaría las decisiones políticas de su partido que serían la hoja de ruta para los próximos tres años.