pineraEl grupo Cruzat tuvo que entregar por solicitud de la Fiscalía 102 documentos financieros, entre los cuales figura un contrato forward entre su empresa CB y Bancorp, ligada a los negocios del ex presidente Sebastián Piñera, el 7 de diciembre de 2009. Los firmantes de ese contrato fueron Ana María Délano, hermana del procesado Carlos Alberto, y Santiago Valdés, hijo de un íntimo amigo del ex presidente.

Según informa El Mostrador, al mismo tiempo que ejercía como gerente de administración y finanzas de Bancard, controladora de Bancorp, Santiago Valdés era también el administrador electoral de la campaña presidencial de Piñera, en la que resultó triunfante. En ese entonces, se le conocía como el “ministro de Hacienda de la campaña”.

Valdés, ingeniero comercial de la Universidad Católica, ha sido uno de los más cercanos asesores de Piñera. Luego de estar en tres años en Larraín Vial, entró a Bancard y ayudó en varias de las inversiones del ex mandatario, como CHV y LAN, así como en el fideicomiso ciego que implementó Piñera cuando definió competir por la Presidencia.

Como administrador de la campaña de Piñera compartió labores con José Cox Donoso. En esa calidad, Valdés firmó el contrato de futuro por $50 millones que el fiscal Carlos Gajardo dio a conocer en la formalización de los controladores de Penta. Según declararon a la Fiscalía ejecutivos de CB, se trató de un “forward de salida” para extraer los recursos provistos desde Penta en un “forward de entrada”, suscrito entre CB y una de las empresas controladas por Carlos Délano y Carlos Lavín.

Así llegó el documento a la lista de 102 forwards supuestamente irregulares y encargados por Penta a través de su ex gerente general Hugo Bravo que investiga la Fiscalía. Cercanos a Piñera aseguran que la irregularidad no es tal, porque se trataría de un forward real y no falso.