arcis

En 7 de agosto del año pasado, los trabajadores del sindicato N°1 de la casa de estudios interpusieron una demanda de tutela laboral, que busca que se solucionen los pagos de sueldos y de deudas previsionales que arrastran desde octubre del año pasado. Pero la demanda además solicita la declaración de Unidad Económica, medida que intenta dar cuenta el uso de distintos giros al interior de Arcis, y que busca que varias instituciones relacionadas con la universidad se reconozcan como parte de una sola entidad, entre ellas el Partido Comunista.

Así consta en la demanda interpuesta contra diez entidades relacionadas, entre ellas la misma Corporación de la U. Arcis. Las entidades demandadas son Inversiones e Inmobiliaria Libertad S.A., el Centro de Estudios y Análisis de Políticas Públicas S.A., Arrayán Seguridad, Aseo y Paisajismo SPA, Ediciones ICAL Limitada, Servicios ICAL Limitada, Organización No Goburnamental de Desarrollo Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz, ICAL Capacitación Limitada, Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz y el Partido Comunista de Chile.

La razón de los trabajadores para interponer esta acción judicial la explica Víctor Hugo Robles, dirigente del Sindicato Histórico de Arcis: “Tenemos antecedentes concretos de que en la Corporación estaban participando distintas instituciones e instancias legales, que tenían  participación directa o indirecta con el desarrollo y ejecución de proyectos, e intereses propios de la universidad. De hecho, el mismo Instituto Alejandro Lipschutz fue parte controladora durante varios años de la universidad. Eso no está desmentido. Ellos fueron parte de esta universidad, porque además integraban la Inmobiliaria Libertad, y todos sabemos que ese instituto era el centro de pensamiento, el think tank del Partido Comunista de Chile”, indicó Robles.

“En términos prácticos, lo que llama la atención de cualquier jurista y abogado, es que todas las direcciones (de las sociedades) coinciden en la misma: Cumming 350. Servicios ICAL, Ediciones ICAL y las otras registraban el mismo domicilio. Por lo menos en esos términos, hay una unidad económica”, agrega Robles.

karla varasKarla Varas, abogaba del Estudio Jurídico Sindical y que representa al Sindicato N°1 de la U. Arcis, afirmó que la declaración de unidad académica busca determinar el vínculo entre la universidad y esas entidades “que han disgregado su patrimonio, y ése es el gran tema, porque se hizo un traspaso (a otras sociedades) y hay confusión al respecto, por lo que necesitamos aclara ese tema patrimonial”, explicó.

Según expuso la abogada, dicha medida busca finalmente que la Corporación que controla a Arcis tenga con qué responder económicamente ante las demandas laborales. “La mayor prueba que tenemos para dar cuenta de la relación de la sociedades de ICAL son todos los dineros que ingresaron a través del bandtner, que en convenio con ICAL iban a ser traspasados a Arcis y a cambio de ellos, la universidad debía crear una Escuela Latinoamericana de Estudios de Posgrado y recibir alumnos desde Venezuela”, señaló Varas.

“El tema de la inmobiliaria es quizás lo más evidente, porque ella fue creada por Arcis en un 99,9% al momento de su creación, y traspasa sus inmuebles y sedes que eran de Arcis, y posteriormente la inmobiliaria fue sufriendo cambios accionarios y se incorporan distintas personas, que a la larga son las mismas personas que han ido rotando en todas estas sociedades”, agregó.

La abogada recalca que la existencia de inmobiliarias en universidades forma parte del esquema utilizado en varios casos para poder realizar traspasos de dineros de manera más libre, y agrega que la demanda que presentaron los trabajadores en contra de la universidad no esresponsable de hipotecar el futuro de Arcis. “El futuro de la universidad ya estaba en riesgo desde que ellos comenzaron a administrarla de muy mala manera”, afirmó y agregó que la dificultades que han generado las demandas laborales “no tienen la idea de hundir la universidad, pero lamentablemente estamos envueltos en demandas que si bien pueden afectar su patrimonio, peor es que los trabajadores se queden callados o sentados a ver cómo pasa la crisis mientras siguen sin recibir sus sueldos”, indicó.

Varas explicó además que la demora en el fallo del caso, radicado en el Segundo Juzgado de Letras del Trabajo, y que lleva adelante la jueza Patricia Fuenzalida, se explica por la complejidad del caso, y comentó que es posible que la sentencia no se conozca el próximo 30 de marzo, sino que sea nuevamente pospuesta.

Los vínculos históricos del PC

El Arcis de Noé. 22 octubre 2014. JP CatepillánVíctor Hugo Robles ahondó en otros antecedentes dan cuenta de la estrecha conexión entre la U. Arcis y el PC. “Uno de los últimos secretarios generales de la universidad era Daniel Núñez, alto dirigente del PC y que ahora es diputado, así como uno de los últimos presidentes del directorio era Juan Andrés Lagos, también alto dirigente del PC y ex funcionario del Gobierno”, grafica el dirigente sindical.

En ese sentido, Robles recordó las excusas presentadas por la diputada Karol Cariola ante la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados sobre el impedimento legal para que los partidos formen parte de las universidades. “Sin embargo, altos dirigentes del PC, a través del ICAL tenían participación directa, así como en la Inmobiliaria Libertad, y también en cargos políticos y de administración estratégicos, que señalan que el partido en sí no sólo era dueño en términos administrativos, sino también dueño del patio y del quehacer de la universidad. Nadie puede negar que esta universidad era del Partido Comunista”, afirmó.

Robles, militante de izquierda y activista por la diversidad sexual -también conocido por su personaje performático “El Ché de los Gays”-, agrega que los intentos por desligar la influencia del partido, escudándose en que sólo eran militantes los que formaban parte de la casa de estudios, resultan falsos para la comunidad universitaria. “Para todos los que somos militantes de izquierda, y sabemos cómo funciona el Partido Comunista, sabemos que es absolutamente disciplinado, y que ningún militante, mucho menos los que tienen cargos importantes en su jerarquía, van a hacer algo que no esté determinado ya sea por la Comisión Política, el Comité Central o la propia dirección del partido”, indicó.

Arriba los pobres del mundoEl dirigente sindical criticó duramente que al interior del PC nadie los haya apoyado, y apuntó a los valores que inspiraron a Luis Emilio Recabarren, padre del movimiento obrero, para fundar la colectividad.  “Estamos haciendo lo que el mismo Partido Comunista debería defender: ponerse al lado de los trabajadores. A nosotros nos llama profundamente la atención que un partido que se dice de clase, que se dice de los trabajadores y trabajadoras, en este minuto se enfrente en los tribunales precisamente con su propia clase”, lanzó.

“Si yo fuese dirigente comunista, me daría vergüenza enfrentarme a mis mismos trabajadores que me están demandando”, agregó.

El dirigente fue más allá y aludió a “presiones de Palacio” para dilatar el juicio y expresó su temor de que “no se falle en derecho”, e incluso afirmó que le gustaría que el caso lo llevara adelante el fiscal Carlos Gajardo o el Fiscal Nacional. “Pero como todos sabemos que hay intereses que golpearían directamente al gobierno de turno y a la Nueva Mayoría, se está intentando tapar esta crisis y hacerla aparecer como un asunto de privados”, indicó.

Robles afirmó que para él, reconocido amigo de Gladys Marín y cercano a muchos militantes comunistas, “éste ha sido un proceso muy doloroso, muy complicado y difícil, porque finalmente estás enfrentándote a tus camaradas, a tus amigos y con compañeros con los que diste una batalla en contra de la dictadura, pero finalmente aquí están en juego principio éticos y de justicia, de derechos de los trabajadores”, afirmó.

Respecto del futuro de la universidad, el dirigente recuerda una metáfora literaria utilizada por el fallecido escritor Pedro Lemebel, que llamaba a la casa de estudios como “El Arcis de Noé”, que usaba para referirse a ella como espacio de diversidad, libertario y crítico donde cabían todo tipo de animales, pero precisamente ese Arcis de Noé está en serio peligro de naufragar y de hundirse como proyecto académico de disenso, que nació en dictadura para contener el modelo neoliberal de educación superior”, afirmó.

El dirigente achacó la culpa de la crisis a “un grupo de burócratas que no supo administrar la universidad, y que fueron aplicando una serie de malas decisiones y de malas prácticas” y agrega que actualmente los directivos de la universidad “intentan hacer parecer como si fuera una universidad normal, y que esta crisis es reversible, y dicen que están a la espera de un crédito que no tenemos idea de dónde viene, si son platas negras, azules o rojas, si vienen del tráfico de armas, órganos o drogas. Es muy serio que como comunidad no sepamos de dónde puede venir ese dinero, si es que viene”, concluyó.