??????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????Molestos reaccionaron los dirigentes universitarios de la Confech con la noticia dada a conocer este lunes sobre la fórmula evaluada por el Mineduc para materializar la gratuidad de la educación superior: un impuesto con carga a los profesionales titulados. Los universitarios fueron críticos tanto del contenido de la propuesta como de la forma en que se hizo pública.

Al respecto, la presidenta de la FECH Valentina Saavedra aseguró que “hace una semana tuvimos una reunión con el ministro pero esto no se mencionó. O están confundidos o no lo quisieron comunicar, y no sé qué es peor. Lo que sí sé es que atenta contra tener un diálogo fructífero”.

El equipo de expertos convocados por el Mineduc para idear la implementación de la gratuidad, según informó La Tercera, llegó a la idea de cobrar un impuesto a los titulados cuando se dieron cuenta que los recursos recaudados por la reforma tributaria no alcanzaban para financiar la reforma educacional. Eyzaguirre contempla destinar sólo el 30% de lo recaudado en este objetivo.

Según Saavedra, “el impuesto a los titulados es un pago en diferido de la educación, una deuda contraída con el Estado, no la gratuidad de un derecho”. Respecto de si los estudiantes deben retribuir la educación recibida, declaró que “los profesionales y técnicos retribuyen a la sociedad a través de su trabajo, que contribuye al bienestar general, por eso es responsabilidad de todos. La educación no será un derecho si sigue siendo una responsabilidad individual”.

El presidente la FEUC, Ricardo Sande, coincidió con su par de la Universidad de Chile, a pesar de que él no está a favor de la gratuidad. “Yo creo que esto no es lo que se prometió, independiente de si estoy a favor o en contra de esta medida. Pero prometer una cosa y, en la práctica, hacer otra es un engaño”, señaló,criticando “que el Gobierno de Bachelet haya hecho campaña con un slogan de gratuidad y que en la práctica utilice la letra chica para no cumplir lo que prometió”.

“No sabemos a qué versión del ministro creerle: si al que promete aportes basales una semana o al que propone que la paguen los estudiantes con impuestos la semana siguiente”

El dirigente gremialista señaló que “lo que todos entendimos es que la reforma tributaria iba a ser justamente para financiar esta medida”. La presidenta de la FECH también cuestionó la utilidad de la reforma a los tributos: “¿en vez de impuestos a los profesionales, por qué el Gobierno no definió subir los impuestos a los empresarios, en lugar de hacer una reforma tributaria insuficiente?”.

Lo “confuso y errado” de la propuesta, sostiene Saavedra, “justifica más que nunca la necesidad de diseñar la reforma con la participación directa de los actores sociales”. Para ello, destacó, “es fundamental salir a las calles el 16, porque sólo con movilización podremos hacer valer nuestra opinión y demandas”.La dirigenta aseguró que en la Confech “no sabemos a qué versión del ministro creerle: si al que promete aportes basales una semana o al que propone que la paguen los estudiantes con impuestos la semana siguiente”. La propuesta de los estudiantes, destacó, consiste en “financiar la educación con impuestos generales mediante aportes basales a las instituciones”.