Bachelet-y-comisión-EngelSi bien fueron dos de los disidentes más recurrentes de la Comisión Engel, coincidiendo al interior del consejo en cuanto a las modalidades de financiamiento de la política, Olga Feliú y Lucas Sierra discrepan en la valoración del anuncio presidencial en su conjunto. Mientras la primera habla por una derecha que mira con sospecha el “proceso constituyente”, el segundo parece hacerlo por una que la ve como una oportunidad.

El proceso constituyente

“Desilusionada” se reconoció la ex senadora y presidenta del Colegio de Abogados Olga Feliú luego de formar parte del “Consejo Asesor contra los conflictos de interés, el tráfico de influencias y la corrupción”. En entrevista con El Mercurio, Feliú indicó que “resultó inesperado, sorpresivo, el anuncio sobre la Constitución Política. Desdibuja la comisión”.

La abogada, que valoró el trabajo del Consejo como “gratísimo, impecable”, aseguró que el llamado de la Presidenta Bachelet a iniciar un “proceso constituyente” desdibuja lo hecho por la instancia porque “estamos proponiendo fortalecer los partidos, porque son la base de la democracia, pero en el discurso presidencial se está fortaleciendo a grupos que no son partidos”.

Feliú, una de las voces más conservadoras de la comisión dirigida por Eduardo Engel, se declaró sorprendida por el discurso presidencial, dando así cuenta del nulo conocimiento que había en el Consejo sobre cómo procedería la mandataria con las propuestas desde allí emanadas.

“Me causó sorpresa, fue inesperado y decepcionante que algo hecho con este esfuerzo pase a segundo plano. Espero que la agenda anticorrupción camine con la mayor velocidad y que, en definitiva, se implemente, pero me preocupa que se pierda el foco de este tema”, sentenció la abogada.

Una opinión distinta tuvo Lucas Sierra, el subdirector del Centro de Estudios Públicos (CEP), quien junto a Feliú fue el otro miembro que más veces ejerció su voto quedando en minoría.

El también abogado sólo discrepó de la fecha del anuncio del “proceso constituyente”, afirmando que el discurso de Bachelet “mostró convicción y voluntad política; eso ayuda a construir una oportunidad para avanzar institucionalmente. Habría preferido que se dejara el anuncio constitucional para el 21 de mayo porque pone un manto sobre propuestas que no requieren de una nueva Constitución”.

Es preciso recordar que paralelo a su participación en la Comisión Engel, el representante del CEP forma parte de la plataforma “Tu Constitución”, conformada por el ex presidente Ricardo Lagos para elaborar, precisamente, un camino para la modificación de la carta fundamental, que hoy lleva su firma.

La opinión de Sierra, el único consejero de la Comisión Engel con “doble militancia” al ser reclutado tanto por Bachelet como por Lagos, es similar a la de Eugenio Tironi, que igualmente valoró el llamado al “proceso constituyente” y se distanció de otras voces conservadoras que acusaban un intento velado de iniciar el camino a una Asamblea Constituyente.

Peligroso cóctel

Respecto a las medidas anunciadas sobre financiamiento de la actividad política, Olga Feliú manifestó que “el puro financiamiento estatal es insuficiente”. La abogada reconoce que fue “absolutamente contraria” a la eliminación del aporte de las empresas y que “más que vacíos legales, los hechos recurrentes y cometidos por personas de distintas tendencias revelan que la norma no se ajustó a la realidad”.

Sierra, en tanto, también fue uno de los votos de minoría en cuanto a los cambios al financiamiento de la política: “en vez de reducirlas hay que aumentar, multiplicar y complejizar lo más posible las fuentes de financiamiento de la política”.

Respecto a la combinación de la eliminación de los aportes empresariales con la extensión de los distritos electorales, Lucas Sierra advirtió que “es un mal cóctel, una combinación riesgosa, porque se están aumentando las condiciones para un mayor gasto y poniendo muchos topes al ingreso y el gasto. Los efectos pueden ser negativos”.