Descabezado

Este sábado 2 de mayo, el Volcán Descabezado Grande registró un temblor de magnitud 3,1 en la zona del cráter del macizo, situación que fue informada por el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) a través de su red de monitoreo dispuesta en 43 de los 50 volcanes activos a lo largo del país.

El movimiento telúrico, según informó el organismo, fue asociado al fracturamiento de roca (Volcano-Tectónico) y su epicentro se ubicó en el cráter mismo del volcán, a sólo 3.3 kilómetros de profundidad.

El Descabezado Grande forma parte de un conjunto volcánico junto al Descabezado Chico y al Volcán Quizapú, sistema volcánico que en abril de 1932 registró una de las erupciones más grandes registradas en el siglo XX.

El Descabezado es calificado por geólogos como una amenaza de tipo “explosivo”, pues ya ha registrado este tipo de erupciones en el pasado.

Esta mañana, en el programa Bienvenidos de Canal 13, el geógrafo de la Universidad Católica, Pablo Osses, alertó sobre el peligro que puede traer consigo el inicio de una etapa eruptiva del volcán.

Según el experto, el conjunto volcánico supone un riesgo principalmente por su última erupción explosiva, registrada en 1932, donde el Quizapú entró en una violenta actividad, lanzando una columna cenizas que llegó incluso hasta Buenos Aires y Motevideo. En aquel entonces, las cenizas arrojadas por el macizo cubrieron desde Rancagua a Chillán, dejando la zona en oscuridad durante varios días.

“El Descabezado Grande se está moviendo y hay que monitorearlo”, advirtió Pablo Osses categórico.

Además, el posible inicio de una erupción podría afectar a algunas localidades ubicadas en las cercanías del volcán, como Linares. El macizo se ubica a 80 kilómetros de Talca y en su punto más alto alcanza los 3.830 metros de altura sobre el nivel del mar.

Mira acá un video que recuerda la violenta erupción del conjunto volcánico en 1932.