Rodrigo-Aviles-impactado-por-chorro-del-guanaco-620x330El Ministerio Público se encuentra investigando el actuar de Carabinero el pasado 21 de mayo, que dejó dos casos de violencia policial que indignaron a los estudiantes. Por un parte, el caso más grave es el de Rodrigo Avilés, que sufrió una fuerte caída tras recibir el chorro del carro lanzaaguas de Carabineros, que le provocó un Traumatismo Encéfalo Craneano (TEC) que lo mantiene luchando por su vida. Por otro, la salvaje agresión que sufrió la estudiante Paulina Estay en las inmediaciones de la Plaza Victoria, que fue golpeada y empujada por efectivos de Fuerzas Especiales, lo que provocó un fuerte golpe en su cabeza contra la acera.

Ambos casos están a cargo del fiscal jefe de Valparaíso, Cristian Andrade, que ayer detalló algunos aspectos de la investigación que lleva a cabo.

Según explicó, una de las primeras pericias consistió en inspeccionar el carro lanzaaguas que protagonizó el ataque contra Rodrigo Avilés, indagatorias que se llevaron a cabo en conjunto con personal especializado de la PDI en 40° Comisaría de FF.EE., ubicada en Santiago. “Tuvimos todas las facilidades para analizar dos carros lanzaaguas que aparecen en las imágenes, que son conocidas por todos, en el lugar que ocurrieron los hechos”, indicó y agrego que el informe preliminar de Carabineros será analizado en conjunto con las pericias de la PDI.

El fiscal Andrade detalló que los peritajes a los carros lanzaaguas consistieron en revisiones mecánicas, mediciones planimétricas y audiovisuales, que serán entregados al Ministerio Público por parte de Carabineros. “En base a eso sacaremos conclusiones importantes como el lugar, distancia, fuerza y lesión (provocada). Los informes médicos, policiales y declaraciones de testigos nos van a ayudar, con toda esa información, a que podamos establecer una conclusión, que en este momento está en etapa investigativa”, explicó el fiscal.

Respecto de la secuencia de fotografías que muestran el momento en que Rodrigo Avilés recibió el impacto del chorro de agua, Andrade indicó que “hay que ser bien cuidadosos, porque se tienen que analizar bien todas las imágenes y fotografías” y agregó que “efectivamente hay algunas fotografías que no son de la persona”.

Andrade detalló que además de las pericias a los carros lanzaaguas, solicitaron la nómina de los funcionarios que operaban las máquinas. “Hemos solicitado esa información de forma oficial y obviamente eso ya está dentro de lo que es el secreto de la investigación”, explicó.