El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) manifestó su enérgico rechazo y malestar a la empresa Tricolor S.A, luego de que sus trabajadores denunciaran la difusión de un reglamento interno que es “a todas luces homofóbico y que violenta la legislación chilena”.

tricolor2

Se trata del documento “Reglamento Interno de Orden, Higiene y Seguridad para Trabajadores de Pinturas Tricolor S.A, año 2015”, que en su contenido considera como falta grave el “promover, dentro de la empresa, pornografía, pedofilia, homosexualidad y otras acciones contrarias a la moral y las buenas costumbres”.

Una vez conocida la denuncia, la agrupación presentó una carta al gerente general de Tricolor, Héctor Palma, donde señalaron que su reglamento “asocia a la homosexualidad con la pornografía y hasta con delitos como la pedofilia y las faltas a la moral, lo que constituye una discriminación abusiva y una ofensa gratuita a las personas en razón de su orientación sexual, lo cual violenta el Código Laboral, la Ley Zamudio y los estándares internacionales en derechos humanos ratificados por Chile.”

A su vez, sostuvo: “Igual de lamentable, es que vuestra empresa considera a la homosexualidad como una falta grave, lo que implica que desde el Reglamento se estipula que personas gays o lesbianas merecen sanciones o el despido, lo cual repudiamos con fuerza. El reglamento, por lo demás, ha provocado graves problemas de estabilidad emocional a trabajadores de su empresa que nos han denunciado el hecho”.

El Movilh solicitó a Tricolor S.A que retire de circulación dicho reglamento y modifique a la brevedad su normativa interna, “estableciendo claramente que la empresa prohíbe la discriminación por orientación sexual e identidad de género”. Además, se exigió la publicación de disculpas públicas por parte de la compañía, “señalando expresamente que la empresa no acepta, ni tolera la discriminación laboral en razón de la orientación sexual y la identidad de género, ambas categorías protegidas por la Ley Zamudio”.

La organización declaró que no descarta iniciar acciones legales en contra de la empresa.