tsipras greciaLas autoridades griegas enviaron la noche de este jueves un documento a las instituciones de la troika -la Unión Europea, al Banco Central Europeo (BCE) y al Fondo Monetario Internacional (FMI)- con las reformas comprometidas para mantenerse dentro de la zona euro.

La propuesta ya fue aprobada por el gabinete del Ejecutivo y presentada la mañana de este viernes al Parlamento, a la espera de que apoye las medidas. Se espera que las partes arriben a un acuerdo el lunes, día en el que expira el plazo para un entendimiento entre Grecia y sus acreedores.

La propuesta consiste en un pliego de medidas entre las que destacan una serie de alzas de impuestos directos e indirectos, aumentos de las cotizaciones de salud y reducciones de las pensiones. El paque implicaría, según la prensa griega, un ajuste de 12 mil millones de euros entre recortes e incremento de ingresos. Su aplicación sería la contracara del tercer rescate que solicita Grecia.

Impuestos

Los cambios al IVA dejaron de ser una “línea roja”. La propuesta unifica el impuesto en una tasa del 23% -incluida la restauración, hasta hoy en 13%-, lo baja de 6,5% a 6% para medicamentos, lo fija en 13% para alimentos básicos, hoteles, energía y agua.

El gobierno de Tsipras se abrió a acabar con algunas de las excenciones fiscales de las que gozan las islas griegas del mar Egeo, una de las principales fuentes de ingresos por el turismo. Hoy gozan de un descuento del 30% sobre las tarifas del IVA, pero eso se eliminará a partir de octubre de 2015 en las islas más ricas y con mayor afluencia de turistas.

En cuanto al impuesto a las sociedades, Grecia propone incrementarlo de 26% al 28% durante 2015. Esto permitirá recaudar más impuestos, aunque no resuelve todo el déficit, porque según muchos analistas uno de los mayores problemas estructurales de la economía griega sería el fraude fiscal. Según algunas estimaciones, de hecho, Grecia pierde un 6% de su PIB anual por la evasión de impuestos.

La propuesta también considera abolir gradualmente las exenciones fiscales a los agricultores de aquí a 2017, crear impuestos a la publicidad en televisión y aumentar el impuesto de lujo del 10 % al 13 %.

Pensiones

El documento expone también una profunda reforma al sistema de pensiones que busca ahorrar entre un 0,25% y un 0,5% del PIB durante 2015 y un 1% anual a partir de 2016. En el plan destaca la eliminación gradual del sistema de prejubilaciones, exceptuando profesiones de riesgo y madres con hijos discapacitados. Se pretende aumentar progresivamente hasta 2022 de la edad de jubilación a los 67 años o a un mínimo de 62 años con cuarenta de trabajo cotizado.

Los helenos se comprometen también a eliminar gradualmente los subsidios a las pensiones más bajas en un plazo que finaliza en diciembre de 2019 y congelar las jubilaciones nominales hasta 2021. Las pensiones suplementarias, en tanto, se fusionarán y serán financiadas solo con la contribución de los trabajadores, acabando con el sistema de cofinanciamiento de empleadores y Estado. Asimismo, aumentarán las cotizaciones de los pensionistas para el sistema de salud del 4% actual al 6%.

Privatizaciones

Entre otras medidas, el gobierno heleno de Syriza eliminará progresivamente los subsidios al gasóleo de los agricultores y se abrió a permitir privatizaciones en algunas áreas. Es así que, en lo inmediato, la administración de Tsipras permitirá la privatización  de los aeropuertos regionales, los ferrocarriles, algunos puertos y una autopista.