aucan huilcamanDurante la mañana del pasado martes, un grupo de dirigentes mapuche llegó hasta La Moneda para reunirse con el ministro del Interior, Jorge Burgos, buscando la misma recepción que éste le dio a los camioneros cuando realizaron su protesta la semana pasada.

Sin embargo, tal como denunció el werkén del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, los comuneros no fueron recibidos por Burgos y sólo pudieron entregar su propuesta, con 10 puntos para solucionar en conflicto en la zona, al jefe de gabinete del ministro, Ricardo Montero.

“Esto pone en relieve una conducta discriminatoria del Estado chileno y este gobierno hacia el pueblo mapuche”, recalcó Huilcaman. “No nos causa mayor sorpresa, sin embargo, cuando se afirma que la discriminación no es posible de probar, durante el día de ayer quedó suficientemente probado que hay una conducta discriminatoria. En el caso de los camioneros, la voluntad del ministro fue diametralmente distinta con nosotros”, acotó.

Huilcamán: “Durante el día de ayer quedó suficientemente probado que hay una conducta discriminatoria. En el caso de los camioneros, la voluntad del ministro fue diametralmente distinta con nosotros”.

Para el dirigente, lo más lamentable es que no se le permita al país conocer la propuesta de las comunidades mapuche, que pretenden “buscar una solución y establecer una relación firme y duradera con el Estado. La clase política no tiene interés de resolver esto porque les sirve como ficha de presión para uno u otro bando”, aseguró el werkén.

Para Huilcaman, hay una serie de opiniones que el gobierno debería escuchar a la hora de reiniciar las conversaciones con el pueblo mapuche. Por ejemplo: “están las recomendaciones de la comunidad internacional, que es una buena base para dialogar, así como las indicaciones establecidas en la Comisión Verdad y Nuevo Trato, además de las propuestas hechas por las organizaciones indígenas, y también lo propuesto por Huenchumilla. A partir de ahí el gobierno podría abrir un diálogo“, especificó.

Lee la propuesta con los 10 puntos que los dirigentes mapuche sugirieron al gobierno.