adriana delpianoLas declaraciones de la ministra de Educación, Adriana Delpiano, cayeron como un balde de agua fría sobre los hombros de la Confech. Durante esta mañana, la secretaria de Estado aseguró que estudian la opción propuesta por la Democracia Cristiana, que busca financiar a través de becas el inicio de la gratuidad en 2016, que contempla a cerca de 240 mil estudiantes. 

La idea fue discutida ayer, durante una reunión entre Delpiano y los senadores de la falange, Andrés Zaldívar e Ignacio Walker, además del ex ministro de la cartera, José Pablo Arellano. Desde la DC, la propuesta busca financiar la gratuidad a través de un alza en las becas y no de aportes directos a la universidades, como han exigido los estudiantes.

“Yo creo que esa es una opción, así la hemos visto y la estamos estamos estudiando, y la verdad que lo que nos parece más importante es que independientemente del mecanismo, de verdad son 240 mil alumnos en definitiva que se van a ver favorecidos con contar con una gratuidad total y ese es el compromiso de la presidenta. El mecanismo exacto es un tema que estamos estudiando junto al Ministerio de Hacienda”, recalcó la ministra de Educación.

Para Delpiano, sin embargo, la consideración de esta idea no representa un cambio en la postura del gobierno frente a la gratuidad. “Lo que pasa es que tenemos que buscar el mecanismo para una glosa que va a en la ley de presupuesto”, explicó.

Desde la pasada cuenta pública del 21 de mayo, Bachelet se comprometió a que 264 mil jóvenes accederían a una gratuidad completa y efectiva, sin becas ni créditos. Sin embargo, los criterios del anuncio se han ido modificando en los últimos meses.