foto rueda 1

Las cercanías del barrio Brasil se han convertido en el sitio preferido para nuevas propuestas culturales y  gastronómicas que surgen en el centro de Santiago.  En el sector  existe  una amplia y diversa variedad de  locales comerciales, que ofrecen propuestas tanto para personas que buscan entretención de día, como de noche. Dentro de la gama de alternativas, las cuales varían entre  alta gastronomía  internacional, comida japonesa  y fast food,  está el restaurante “La Rueda de la Fortuna”, ubicado específicamente en calle Catedral.

Su nombre tiene un toque mágico, alude a un símbolo del Tarot de Marsella. Esta elección  se produce luego que   Valentina de los Ángeles Sandoval, dueña del negocio, preguntara a las cartas cuál sería el futuro de su proyecto gastronómico. Tras cada tirada del mazo, aparecía siempre la carta de La Rueda de la Fortuna, esto fue lo que la impulsó a  emprender con este nombre en el mundo culinario.

(Des) formación de patrones culinarios y  participación

“La creación de este lugar tiene un trasfondo  espiritual, el hecho que queramos ser independientes es la resultante de un sistema que provoca esclavitud.  Cuando nosotras dijimos ¡basta! no queremos seguir dependiendo de otras personas, no queremos abusar de nadie ni de nada ahí nació el proyecto que crea un restaurant vegano y  vegetariano. Pensamos que el mundo cambiará en el futuro en relación a la visión sobre la carne, las personas van a ser más tolerantes”, dijo Valentina, precursora y autora de este nacimiento culinario vegetariano/vegano.

La Rueda de la Fortuna también propone  la idea de consultar y  escuchar a sus clientes, sobre todo a los que tienen nuevas recetas que compartir o productos que pueden incluirse en el menú  de la casa. Además, tienen la posibilidad de leer o intercambiar libros de una  biblioteca que posee el restaurante.

Para llegar al modelo de negocio, Valentina realizó un análisis de la situación nacional y mundial. En base a sus conclusiones buscó reflejar sobre la gastronomía un acto de transformación. “Esto no es una moda, hay un grupo muy grande de personas que ya no sale a  protestar a las calles, pero que de alguna manera  sienten que su cuerpo comienza a protestar. Estos han llegado aquí a decir: “yo ya no sé por qué no puedo comer carne”, entonces,  hay una protesta del cuerpo que nos está agobiando a muchos”, enfatizó.

A su vez, María Eliana, la Chef del restaurante y también madre de Valentina, cuenta que  desde hace mucho tiempo  comen de esta forma. Gran parte de esto se lo deben a sus padres quienes comían muchas verduras dado que la  carne estaba presente solo en algunos de platos, no era habitual.  Sin buscarlo han sido vegetarianas toda la vida.

hay personas que con el solo hecho de comer nuestra sopa han quedado completamente satisfechos y lo han pensado como si fuera un plato principal”,  comentó la chef .

Nuevas tendencias en el  menú

champiñones

Dentro de las alternativas está la Sopa de champiñones, la cual se compone de aceites orgánicos, champiñón  y harina de maíz con suaves crutones al ajo. El sabor primero es conseguido a través de un sofrito que no contiene carne,  sólo es logrado a través de una mezcla de la cebolla y  especias. Su precio alcanza los $2000. Es una nutritiva alternativa para las frías jornadas laborales de los oficinistas y citadinos aledaños al lugar. Este plato no está  pensado como una entrada dentro del menú  pues es una alternativa más del restaurant.

hamburguesa

También es una carta segura la Hamburguesa vegana con papas doradas y pan negro  de salvado. Algo totalmente distinto a lo ya conocido, ya que  la mezcla de soya  y garbanzo  dejan  esa sensación fibrosa y sin grasa .  El  precio de este plato principal es de $3500 y vaya que lo vale, ésta no es sólo un pan con fibra, sino que también otorga una variedad de sabores, donde resalta el aceite compuesto de hojas verdes, el cual inunda con su aroma el plato  apenas entra en la mesa. Sus brotes de alfalfa y lechuga marina evocan altura y fibrosidad vegetal.

 

porotos

Otro de los platos es la clásica y reformulada  receta de Porotos criollos.   Estos poseen su base de sabor   sobre los chorizos veganos y cebolla, los cuales vienen acompañados de una pequeña ensalada de tomate, cebolla y cilantro, el costo es de $2.500. También se pueden encontrar, por el mismo precio, variedades de charquicán y arroz en el menú diario, el cual va variando. Aunque es la sopa y hamburguesa las que se mantienen fijas dentro de la oferta. En este sentido y para tener certeza de lo que ofrece el restaurante en un determinado día,  es recomendable ir a la Fan page de  Facebook .

Dulzor alcalino

Para aquellos que gustan saborear un poco de dulzor, el restaurante también cuenta con una pastelería totalmente alcalina. En estas preparaciones, la selección de los ingredientes utilizados tienen un especial cuidado, pues no hay cabida a la utilización de azúcares  procesados. También se cuida de no utilizar crema con grandes cantidades de grasa y su respectivo proceso de emulsión. En el caso de la torta de frutilla, su biscocho es  elaborado sin azúcar, se utiliza crema vegetal y puré de arándanos, ambos sin azúcares  blancos o cristalizados.

postre

Su sabor en paladar provoca una sensación liviana, el dulzor natural de los arándanos  tratados con  azúcares orgánicos como también su biscocho húmedo y fresco;  la fibra de las frutillas generan sin lugar a dudas  un  producto alcalino  para nuestras células. El sabor de ésta  “no tiene” ese efecto ácido posterior que produce la clásica pastelería y  respectivo proceso de acidificación en el organismo”,  es la sensación tras degustar la torta de frutillas.

Este tipo de pastelería es acompañada principalmente por té negro y otras infusiones que van variando según los productos  que se encuentran en la carta durante el día.

En general, La Rueda de la Fortuna, es un lugar que nos puede recordar la importancia  de la fibra viva  dentro de nuestro organismo. La alcalinidad  de los alimentos que ofrece  esta alternativa gastronómica pueden ayudar a combatir muchas enfermedades oportunistas. A través de un acto tan amable y bondadoso como la alimentación, la fibra puede acabar con la acidez del cuerpo. Romper esquemas, modas, patrones y obligaciones de la disciplina gastronómica son un trabajo osado, quien se aventura en este camino está aportando a satisfacer una necesidad de la actualidad: vida sana. El variado cóctel de medicinas y pastillas que consumen día a día muchas personas enfermas, pueden ser sustituidas por ricas dietas en fibra cruda durante distintas comidas del día. Lo único que se debe tener en cuenta es romper la rutina y perder la costumbre de lo cotidiano.

Coordenadas PI

Dirección: Catedral 2114, Santiago
Fono: 9-802 07 22
Web: www.facebook.com/restauratlaruedadelafortuna
Horarios de atención: 11.00 a 21.00 hrs. De Lunes a Sábado.