CMPC SCA

En el marco del caso de colusión de las papeleras CMPC y SCA (ex PISA), existía una duda sobre cuáles serían las acciones legales que tomarían ambas empresas ante los ejecutivos involucrados.
Esta mañana fuentes al interior de CMPC, presidida por Eliodoro Matte, le dieron a El Pulso una respuesta: la empresa no formulará ni demandas civiles ni querellas penales a los involucrados y además les pagó la indemnización de años de servicio por sus despidos.

La explicación que dieron fue que, bajo el marco de la delación compensada, que establece un pacto de reducción de multas para denunciar o colaborar con la Fiscalía Nacional Económica (FNE), se debe garantizar por todas las vías que los ex ejecutivos colaboren con el proceso de investigación. El sistema está vigente en Chile desde el 2009, y esta es la quinta vez en que la Fiscalía hace público y tramita ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia un caso que incorpora este mecanismo (los anteriores fueron casos de compresores para refrigeradores, compañías de transporte interurbano en la ruta Santiago – Curacaví, empresas proveedoras de asfalto y compañías navieras).

Para esta ocasión la FNE solicitó al Tribunal eximir de multa a CMPC y aplicar una sanción de 20 mil UTA, equivalentes a US$ 15,5 millones, a SCA (ex Pisa). Una fuente de la CMPC le dijo a El Pulso que muchos de los gerentes colaboraron solo una vez que supieron que la empresa se había acogido al sistema de delación compensada. “Entiendo que esto suena totalmente  contra intuitivo, y lo natural quizás sería querellarse contra todos los ejecutivos, pero sin el testimonio de ellos  la Fiscalía no habría contado con toda la información como para presentar este requerimiento”, señaló.

Los ejecutivos de la Papelera involucrados en el caso según la FNE son: Cecilia Häberle Tapia, Eduardo Serrano Spoerer, Alejandro Nash Sarquis, Felipe Álamos Swinburn, Cristián Rubio Adriasola, José Luis Aravena Aguirre y Fernando Riquelme Nejasmic.