El piloto sobreviviente del avión ruso Su-24 aseguró que su avión no cruzó el límite “ni un solo segundo”. Esto luego que el martes fue derribado por Turquía, porque supuestamente habría violado su espacio aéreo.

Según el aviador, Turquía no avisó a la tripulación del aparato sobre esa presunta violación de sus fronteras ni sobre el ataque que sufrió posteriormente, según ha publicado RIA Novosti.

El militar también expresó que quiere permanecer al servicio de la Fuerza Aérea rusa en Siria, para vengar a su capitán, informa RT.

“Por supuesto, espero impaciente que me den el alta para regresar de inmediato a mis funciones. Me gustaría que mis superiores me permitieran permanecer en esta base aérea. Tengo que ‘devolver el favor’ en nombre de mi capitán”, dijo el piloto.

De acuerdo a BBC, oficiales del Ejército de EE.UU., por su parte, dijeron que existen indicios de que el aparato accedió al espacio aéreo turco durante unos segundos y de que fue alertado para que se mantuviera fuera de él.

En tanto, el presidente ruso Vladímir Putin, reaccionó ayer al derribo del avión. El mandatario criticó fuertemente la actitud de Turquía, de dialogar con la OTAN en vez de ponerse en contacto con la parte rusa, algo que podría significar la ruptura de los lazos amistosos entre los dos países.

“Es un suceso que excede el marco de la lucha normal contra el terrorismo”, precisó el mandatario ruso. El avión ruso no amenazaba a Turquía, sino que realizaba una operación contra el Estado Islámico en el territorio de Siria.

Putin también explicó que el avión ruso ha sido atacado en Siria a un kilómetro de la frontera con Turquía, pero cayó a cuatro kilómetros de la frontera dentro de territorio sirio.

Además, Vladímir Putin insistió que el avión ruso “no violó el espacio aéreo de Turquía”.