Andrés Jouannet asegura que los ataques registrados en la Región de la Araucanía, donde es intendente, son actos delictuales que no tienen ninguna vinculación con la reivindicación del pueblo mapuche.

“Acá lo que tenemos es una tensión intercultural porque no hemos sido capaces de asumir nuestra interculturalidad. Insisto: No existe conflicto mapuche, éstas personas son delincuentes que generan delitos violentos de alta connotación pública y que tratan de vincularlo a una causa mapuche que no es tal, porque nadie les ha dado representatividad”, aseguró en una entrevista publicada esta mañana en El Mercurio.

Las declaraciones siguen la línea de Jouannet, que, desde que asumió en reemplazo de Francisco Huenchumilla hace tres meses, ha manifestado su rechazo a denominar los ataques incendiarios como parte de un conflicto entre el Estado chileno y el pueblo mapuche. Su postura ha sido sostenida a pesar de que muchos de los ataques registrados terminan con panfletos tirados en el suelo con consignas relacionadas a la reivindicación mapuche.

“No existe conflicto mapuche, éstas personas son delincuentes que generan delitos violentos de alta connotación pública y que tratan de vincularlo a una causa mapuche que no es tal, porque nadie les ha dado representatividad”, aseguró Andrés Jouannet.

“Cualquiera puede escribir lo que quiera, el papel aguanta todo”, argumenta el intendente, que asegura que esos panfletos “son falsos” y que prueba de eso es que “el pueblo mapuche nunca ha sido un pueblo violento”. Según él, los “delincuentes” siempre justifican sus actos y en este caso utilizan el conflicto para hacerlo. “Lo que están haciendo es inventar, a través de estas acciones, una realidad que no existe, porque la mayoría del pueblo mapuche lo que quiere es vivir en paz”, dice.

Jouannet vs Huenchumilla

huenchumilla

Respecto a las soluciones de los ataques de encapuchados, Andrés Jouannet se muestra orgulloso al señalar que ya no existen problemas en la autopista ni de tomas de servicios públicos. “Ya no lo permitimos. Este tema no se arregla con fuegos artificiales”, señaló antes de hablar de la “manga ancha” que se había tenido antes de su gestión.

“El discurso que yo tengo es que es un problema político, y ahora el gobierno dice que es un problema policial. O sea hemos retrocedido 20 años en esto”, afirma el ex intendente Francisco Huenchumilla.

Justo hace dos días, el ex intendente Francisco Huenchumilla criticaba el enfoque con que se trata el conflicto en la Araucanía. “La represión es lo más sencillo “esto es un fenómeno delictual, de delincuencia, de orden público y eso sería todo”. Entonces yo digo: “Pucha, que pobreza intelectual tenemos desde el punto de vista político si no somos capaces de entender la naturaleza del problema que tenemos. Este es un problema político y los problemas políticos se resuelven con más política, no con los carabineros, los jueces y los fiscales. Entregarles a ellos su resolución es estar totalmente equivocado”, señaló en entrevista con Radio Universidad de Chile.

Hizo un llamado a la Nueva Mayoría a innovar en soluciones fuera de la represión: “A mí lo que me llama la atención es cómo una colación de centro- izquierda es tan poco movedora para tener una política respecto a los pueblos indígenas y la violencia política que no sea la estrategia del garrote, cosa que han venido haciendo todos los gobiernos de los últimos 20 años”.

“El discurso que yo tengo es que es un problema político, y ahora el gobierno dice que es un problema policial. O sea hemos retrocedido 20 años en esto”, concluyó.