El diputado de Revolución Democrática (RD), Giorgio Jackson, se lanzó con todo contra el diputado del Partido Socialista, Osvaldo Andrade, acusándolo de bloquear en la Cámara la Ley de Partidos Políticos, debido a que tal como está dificultaría e impediría la generación de nuevas colectividades.

El parlamentario, que salió como el mejor evaluado en la última encuesta CEP, asistió al programa Estado Nacional de TVN, donde explicó que el proyecto que se podría discutir hoy lunes, arrastra una importante ventana de oportunidades. 

En la cita, Jackson también recordó que el gobierno al momento de solicitar los votos de los parlamentarios independientes para transformar el sistema binominal se llegó a un acuerdo para que “no solamente se pudiera abrir una puerta y no solamente se cambiara la fórmula por la cual se encadenan y distribuyen los espacios dentro del parlamento, sino que hubiesen distintas alternativas para que estuvieran representadas más fuerzas”.

Pero explicó que después los parlamentarios de la Nueva Mayoría junto a la oposición la transforman y vuelven a subir las barreras. “Incluso sobre lo que estaba antes, porque no solamente la suben al 0,5 desde el 2017 para adelante para conformar un partido político, sino que además le agregan un piso de 500″. 

“El gobierno no puso ninguna indicación, por lo que es el gobierno el responsable finalmente de cumplir la promesa, y si los parlamentarios no se ponen de acuerdo, es ahí donde uno espera que el gobierno ponga una indicación, o que por último diga que los parlamentarios se desordenaron con el gobierno”, detalló Jackson.

La flamante figura de RD aseguró que la actitud del Ejecutivo, de no presentar una indicación al proyecto de ley, “permite que el diputado (Osvaldo) Andrade, cuando justifica su voto en la argumentación, dice que ‘votaré por la indicación que propusimos nosotros, porque el gobierno no presento ninguna’, entonces le da pie y lo valida políticamente para poder rechazar la apertura de los partidos”.

El ex dirigente estudiantil destacó que como movimiento siguen reuniendo firmas para conformarse como partido político, pero que con la desconfianza que existe de la política, la gente se “espanta”.

“Llevamos notarios, estamos cerca de las notarías para que la gente vaya, pero cuando uno menciona la palabra partidos políticos, la gente se espanta y si no te tira un insulto es poco. Nos ha pasado que a gente que le damos un volante, al día siguiente vuelven, porque ven en la página web lo que estamos haciendo y se quedan dando vuelta con el mensaje que hemos transmitido que ser una alternativa”, concluyó.

Finalmente cabe destacar que las críticas hacia el PS y la Democracia Cristiana, de mantener un cerrojo para que no ingresen nuevas fuerzas políticas se suman a las que ya habían hecho desde amplitud y los partidos regionales.