“(Álvaro) García Linera, vicepresidente de Bolivia, una vez me dijo “el único consejo que puedo darte es que sigas metiéndole el dedo en los ojos a tus colegas parlamentarios, yo he visto como el parlamento de Bolivia ha terminado siendo una máquina trituradora de dirigentes sociales”. Esa frase me quedó muy grabada”.

En conversación con Francisca Quiroga en la última edición de la tercera temporada del programa Hora Constituyente, de la Radio Universidad de Chile, el diputado de la Izquierda Autónoma Gabriel Boric se refirió a la representatividad del congreso, a la reforma educacional y constitucional y a su relación con RD.

Respecto a la representatividad del Congreso, el diputado aseguró que los datos de la última encuesta CEP revelan su deficiencia. “Uno de los datos que más me llamó la atención fue que un 72% de los encuestados no se identifica ni con la Alianza ni con la Nueva Mayoría. Sin embargo, concentran el 93% de los escaños. Eso te dice que el Congreso no es representativo, que faltan nuevas alternativas políticas”.

Sobre la reforma educacional, el diputado criticó la gestión del gobierno. “Ha sido muy torpe políticamente para enfrentar el tema de la reforma educacional, una reforma que antes de que ellos llegaran tenía 70 u 80% de apoyo y hoy se ha ido lapidando el consenso que existía por una pésima gestión y una arrogancia de creer que esto se soluciona entre técnicos”.

Respecto al tema de la asamblea constituyente, Boric se mostró escéptico y aseguró que de hacerse hoy “sería copada por los mismos grupos que hoy copan el parlamento”.

“No me interesa solo lo procedimental. Me interesan los contenidos, que son radicalmente distintos a lo que esta Constitución tiene. Al tema de la Asamblea Constituyente yo creo que todavía le falta, no podemos perder de vista que no está tan socializado. Esto es importante ponerlo sobre la mesa porque, si no lo hacemos, nos van a meter más goles”.

Para lograr estos objetivos, aseguró que tiene que haber una unidad de la izquierda. “Si nosotros seguimos con la mezquindad de la izquierda de ver entre nosotros las diferencias más allá de los puntos en común, vamos a repetir prácticamente lo mismo de siempre. Es necesario conversar entre quienes estamos tratando de levantar una fuerza política fuera de la Nueva Mayoría y con autonomía del empresariado, pero recordando que no podemos pretender suplantar a los movimientos sociales”, dijo.

Justamente le tocó debatir hace poco con Ignacio Walker sobre movimientos sociales, evento que Boric recordó en Hora Constituyente. “Recuerdo que él decía ‘No, pero si los movimientos sociales son muy importantes porque reflejan realidad, según…’, y citó a un autor gringo. Yo le dije “¿sabe senador Walker, cuál es el problema suyo, de la DC y de los partidos en general? Que para entender a los movimientos sociales tienen que andar leyendo gringos porque ustedes no tienen ninguna inserción en ellos, salvo el Partido Comunista’ “.

Sobre el PC, Boric aseguró tener diferencias sustantivas con Camila Vallejo y Karol Cariola en torno al tema de participar en un partido que es parte del gobierno.

Por otro lado, el diputado se mostró optimista en torno a un trabajo en conjunto con Revolución Democrática, partido de Giorgio Jackson. “Si bien hay diferencias ideológicas, yo creo que no son mayores y que, en un contexto como el chileno, es un deber y una responsabilidad trabajar juntos. Por lo menos yo voy a empujar para que así sea”.