Luego de la ambigua respuesta del Subsecretario de Justicia, Ignacio Suárez, a la solicitud de una mesa de trabajo con la Asociación Nacional de Empleados Judiciales (ANEJUD) los trabajadores se movilizaron esta tarde hasta el frontis del Ministerio de Justicia para hacer presente la molestia del gremio que agrupa a cerca de 5000 empleados en el Poder Judicial

Según señaló Raúl Araya, presidente de la gremial, “queremos que de una vez por todas el ministerio de Justicia recoja las peticiones que hicimos hace más de un año y medio atrás”. Los trabajadores buscan un diálogo con la ministra Blanco para el establecimiento de una mesa de trabajo en la que se discutan las modificaciones al Código Orgánico de Tribunales para avanzar hacia la construcción y consolidación de una carrera funcionaria horizontal que considere mejoramiento y nivelación de las remuneraciones, incentivo al retiro, asignación por zona, asignación por desvinculación y bonificación para incrementar fondo de pensiones.

“No entendemos cómo la autoridad cuando se le pide dialogar, se cierra al diálogo. Es cierto que la coyuntura presupuestaria del país no permite dar solución inmediata a algunas de nuestras peticiones, pero no entendemos por qué ello impide iniciar su estudio y discusión, ver qué es factible. Para eso se requiere voluntad de diálogo y no es lo que está demostrando la ministra de Justicia”, añadió Araya. Los trabajadores tendrán una asamblea nacional consultiva la tarde hoy, en la que evaluarán el carácter de las movilizaciones a nivel nacional y una posible paralización del sistema de justicia.

La movilización llegaría en un complejo momento para la ministra Javiera Blanco, ya que de acuerdo a la última encuesta Adimark, la cartera de Justicia es la peor evaluada por la ciudadanía, con sólo un 31% de aprobación.