Ayer la aplicación Easy Taxi realizó una pauta de prensa en el que el foco principal era un “Car Wash para todos los Easy Taxistas que sufren día a día en verano con las altas temperaturas” al interior de sus vehículos.

Ante esto, la invitación, concluía: “Y qué mejor para ellos que lavar el auto, mientras recrean la vista con preciosas mujeres”. Por el uso de estas palabras y el evidente propósito sexista y machista con que se elaboró la actividad, muchos usuarios de las redes sociales la cuestionaron.

 

 

El conflicto que enfrenta en Argentina

En Argentina, este lunes se supo que las compañías de radiotaxis se fueron en picada contra Easy Taxi, una de las empresas que permitían solicitar un taxi desde una aplicación móvil.

Según informa La Nación, la semana pasada el gobierno porteño confirmó que, según la Ley 3622 de Código de Tránsito y Transporte, la única forma de utilizar el servicio de taxis en Buenos Aires es mediante un llamado a la firma de radiotaxis o al detener un vehículo autorizado en la calle. Por este motivo, Easy Taxi quedó inhabilitada para operar en la ciudad por cinco años.

El conflicto estuvo siempre entre Easy Taxi y Safer Taxi, otra aplicación que tuvo que asociarse con una empresa de radiollamadas para poder seguir operando en la ciudad porteña. Las autoridades se atendieron a la norma y plantean que las compañías deben tente una ubicación física para las oficinas, al menos 300 móviles y respetar la tarifa de seis fichas por cada viaje que brindan. Además, dentro de este modelo aseguran que no están contemplado los servicios de pedidos de taxi a través de otro medio, como Internet, SMS o mensaje de correo electrónico.

Sin dudas una semana negra para Easy Taxi.