Impresos nada menos que en papel couché aparecieron los rostros de los dos diputados más bullados del país en dos entrevistas publicadas en las últimas semanas. Giorgio Jackson, desde revista Cosas, y Gabriel Boric, desde la Caras, cuentan sus experiencias como diputados y llegan a conclusiones más que parecidas que los configuran como una fuerte dupla dentro del Congreso.

“Para mí ha sido una experiencia increíble de aprendizaje. Por otro lado, ha sido súper decepcionante”, afirmó Giorgio Jackson en la entrevista del pasado 21 de diciembre. ¿Lo que más decepción le genera? “Es difícil diferenciar cuando los colegas hacen algo por convicción o por conveniencia. Hay un código ahí que es difícil de leer, porque en general no se les ven los ojos brillosos con las cosas que están haciendo. Eso me choca”, respondió el diputado. 

“Lo importante es no perder la capacidad de asombro frente a esas decepciones. Pensar que esto siempre va a ser así, hace que uno quiera tirar la esponja, pero yo no voy a caer en eso”, concluyó Jackson siguiendo la misma línea positiva de su colega Gabriel Boric, quien declaró: “La política está muy electoralizada, solo importa ganar elecciones sin saber para qué. Eso me frustra y provoca una impotencia tremenda, ¡pero se puede cambiar!”.

La carrera política de ambos diputados tiene bastante similitudes. Los dos surgieron como dirigentes sociales en plena época de movilizaciones estudiantiles a la cabeza de la demanda de gratuidad en educación superior. Jackson a la cabeza de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (Feuc), mientras que Boric a la cabeza de la Federación de la Universidad de Chile (Fech).

“Lo importante es no perder la capacidad de asombro frente a esas decepciones. Pensar que esto siempre va a ser así, hace que uno quiera tirar la esponja, pero yo no voy a caer en eso”, concluyó Jackon siguiendo la misma línea positiva de su colega Gabriel Boric, quien declaró: “La política está muy electoralizada, solo importa ganar elecciones sin saber para qué. Eso me frustra y provoca una impotencia tremenda, ¡pero se puede cambiar!”.

Fue después de eso que se alzaron como candidatos a las elecciones parlamentarias de 2013, Jackson por Revolución Democrática y Boric por la Izquierda Autónoma. El objetivo, según ambas entrevistas, era el mismo: ingresar a la institución y cambiarla desde adentro. “A fines de 2012 se abre una idea estratégica de ir a disputar los espacios en el Parlamento y ahí hubo una conversación con RD y fuimos a la elección. Hoy estoy convencido de que no nos equivocamos”, manifestó Jackson. Boric, por su parte,  dijo “me miran como diciendo tú también eres parte de nosotros, también estás en la elite. Pertenezco, claro, pero no por eso voy a asumir sus prácticas. Llegué para combatirlas, en eso no me pierdo (…) yo no pretendo aparecer como un alarde de virtud, sin embargo, respaldo la idea de que se puede ser diferente y criticar desde adentro; hay que disputar todos los espacios, y uno de ellos son las cámaras”.

A pesar de pertenecer a diferentes movimientos de la izquierda nacional, sus votaciones e intervenciones en el Congreso siguen un línea parecida y ambos prefieren mantenerse al margen de la Nueva Mayoría. Por eso barajan la idea de conformar una alianza política al interior de la institución. “Con Giorgio militamos en movimientos distintos, sin embargo, creo que sería una irresponsabilidad no trabajar juntos. En el Congreso somos socios”, dijo Gabriel Boric.

Hoy, ya en el Congreso, ambos parecieran desempeñarse de una manera similar. Hacia fines del año recién pasado Boric mostraba un 89% de asistencia y Jackson un 100%. El primero ha presentado 17 proyectos de ley y el segundo 18.Aún no cumplen su segundo año parlamentario y su fórmula ya está dando resultados concretos.

Según la encuesta CEP, Jackson es el político mejor evaluado del país, con un 44% de aprobación. La última encuesta Cadem reveló que el 60% de los encuestados tiene una imagen positiva o muy positiva de Jackson y el 59% de Boric, lo que los posiciona por sobre algunos de sus colegas que llevan 25 años legislando. Además, este jueves ambos diputados aparecieron en la lista de los cinco políticos con mayor futuro, según la Encuesta Cerc-Mori de diciembre de 2015.

A pesar de estar rompiendo las encuestas, Gabriel Boric dice ser un crítico de las encuestas en el sentido de que no deben guiar la actividad política por sobre el proyecto político que se defiende. Respecto al rechazo del 74% a la presidenta Michelle Bachelet en la última Adimark, es categórico: “Es un rechazo general más que a la figura de Bachelet. Y encuesta tras encuesta se consolida la distancia entre las instituciones y sus representados. Y el gobierno se equivoca con su objetivo de subir en estas mediciones porque eso se da producto de una buena gestión, de defender ideas, de no ser errático en las reformas”.

Reformas que también son criticadas por Jackson: “El titular no es el objetivo, sino que las cosas se transformen de una realidad en otra, y cada vez que se matizan las reformas o se les quita buena parte del contenido, lo más probable es que nos quedemos muy cerca de donde estamos”, sentencia.

Ahora, rompiendo las encuestas, los jóvenes parlamentarios pretenden seguir vinculados con la sociedad civil y mantenerse al margen de los vicios del poder de los que tanto hablan. Seguramente estos temas tratarán Boric en el congreso de definiciones de la Izquierda Autónoma de hoy y Jackson en la misma instancia que celebrará Revolución Democrática la próxima semana.