Este viernes 22 de enero fue trasladado por aire hasta la Clínica Magallanes en Punta Arenas, Henry Worsley de 55 años, después de enviar un mensaje por radio en el que pedía ayuda.

Worsley, un ex miembro del Ejército Británico, dijo en su comunicado que estaba exhausto y que sufría una deshidratación luego de un viaje que había emprendido hace 71 días y tras encontrase a 48 kilómetros de completar su hazaña, según consigna la BBC.

En tanto, la esposa del explorador señaló que su esposo murió “pese a todos los esfuerzos” del personal de la Clínica Magallanes.

Tras la muerte de Worsley el príncipe de Inglaterra William expresó su tristeza por la pérdida de quien consideraban, junto a su hermano, el príncipe Harry, un “amigo y una inspiración”.

Al pésame del monarca, quien era uno de los promotores de la expedición, se sumó el del ex futbolista David Beckham quien dijo que se “sentía afortunado por haber conocido a Henry”, quien “le sirvió a nuestro país por muchos años”.

Henry Worsley comenzó su viaje en noviembre pasado en el que planeaba recorrer 1.770 kilómetros en 75 días. El viaje lo hizo en un trineo en el cual llevaba alimentos, una tienda de campaña y equipos para resistir la temperaturas que en esta época pueden oscilar entre 0 y -30°C.

La idea era cruzar el continente de extremo a extremos “sin ayuda y sin apoyo”, sin suministros lanzados desde el aire, sin ayuda de perros u otra forma de asistencia.

Uno de los objetivos de su misión era recaudar unos 142 mil dólares para el Fondo Endeavour, organización que ayuda a soldados heridos o enfermos.