Ayer el senador y presidente de la DC, Jorge Pizarro, provocó gran molestia en el Partido Comunista (PC), luego que declaró en una entrevista que “el PC siempre ha sido un partido cerrado y sectario, al que lamentablemente le falta renovarse mucho”.

Sus declaraciones se enmarcaron en el debate por la iniciativa del PC para anular la Ley de Pesca y por las diferencias que han tenido ambas colectividades durante el gobierno, principalmente en la reforma educacional y laboral.

Con este escenario, ahora fue el presidente del PC, Guillermo Teillier, quién respondió a las críticas de Pizarro, diciendo que “nos podrá decir todos esos calificativos, sean ciertos o no, pero nunca nos podrá decir que hemos sido golpistas o corruptos”. 

Pizarro también cuestionó una “visión totalitaria” del PC sobre “regímenes que violan los derechos humanos”. Teillier respondió que “yo podría decir lo mismo de la DC, yo partiría primero por el país”. Aludiendo así a la postura que tomoó la DC previo al golpe militar de 1973.

Teillier continuó diciendo que “no es justificable todo esto por una moción que, de manera legítima, tenemos el derecho a presentar, y si tiene diferencias el senador Pizarro, que lo diga, pero que no nos meta todo este rosario”. 

De igual modo, el diputado Hugo Gutiérrez (PC) también tuvo artillería pesada para la DC: “Las palabras del senador Pizarro son profundamente injustas con mi partido. Estoy de acuerdo que a él le pueda molestar que uno plantee la modificación o anulación de una ley, pero otra cosa es descalificar a mi partido”. 

Otro que respondió los cuestionamientos del timonel DC fue el diputado Lautaro Carmona (PC), asegurando que sus dichos fueron “irresponsables y poco rigurosos”. Además agregó que “nosotros no tenemos ningún delito de probidad ni de corrupción. Sin embargo, nos han relegado y nos han ilegalizado por el hecho de pensar una sociedad distinta”.

Con este conflicto desatado, la relación entre ambos partidos se tensiona una vez más, luego que ya han protagonizado las principales disputas al interior de la Nueva Mayoría en lo que va del gobierno de Michelle Bachelet.