Un Estadio Nacional rebalsado de 60.000 personas recibió la noche de este miércoles a los míticos Rolling Stones. Una audiencia que venía a saldar la deuda de la primera y única vez que la banda de rock había pisado nuestro país, cuando en 1995 el mismo estadio tenía miles de gradas vacías.

AgenciaUno

AgenciaUno

AgenciaUno

AgenciaUno

AgenciaUno

AgenciaUno

AgenciaUno

AgenciaUno

AgenciaUno

AgenciaUno

AgenciaUno

AgenciaUno

AgenciaUno

AgenciaUno

AgenciaUno

AgenciaUno

AgenciaUno

AgenciaUno