El día de ayer el Tercer Juzgado Civil de Viña acogió la demanda colectiva en contra de la Universidad del Mar presentada en 2012 por el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) de Valparaíso, aludiendo que los contratos suscritos por los estudiantes tenían cláusulas abusivas y que deben ser indemnizados. Este beneficio contemplaría a unos 20 mil estudiantes.

Sin embargo, los dirigentes estudiantiles de la institución no han demorado en plantear su escepticismo frente a la viabilidad de la medida, dada la crisis financiera de la universidad.

El dirigente Raúl Soto ya había manifestado su preocupación. “Mientras nosotros no tengamos certeza de que se está contando con el 100 por ciento del patrimonio de la institución y de los dueños de la Universidad del Mar para poner al servicio del pago de indemnizaciones, no creo que alcancen los dineros”, dijo.

Preocupació que compartió Susana Giacaman, vocera nacional de los estudiantes de la Universidad del Mar. “La universidad no tiene plata y esta demanda del Sernac apunta a cobrar nuestra plata, a que la Universidad del Mar nos indemnice a nosotros. La Universidad del Mar no tiene fondos”, aseguró, y luego agregó: “Por lo tanto, si se llegase a ganar, sería un tema muy complicado, muy difícil”.

Además de esto, la dirigenta planteó que “la humillación y la discriminación en los trabajos por tener el título de la Universidad del Mar tampoco se recupera. Tenemos un 90, 80 por ciento de compañeros con títulos de la Universidad del Mar que han sido despedidos, están cesantes. Un tema indemnizatorio no lo compensa”.