Finalmente, Chile obtuvo su primer Oscar. Fue gracias a “Historia de un oso”, el aclamado cortometraje de Gabriel Osorio que logró anoche el máximo reconocimiento en la industria cinematográfica al obtener la estatuilla a Mejor cortometraje.

El corto está basado en la historia del abuelo del director, ex militante del PS durante los 70 y que fue se fue exiliado durante la dictadura militar de Augusto Pinochet. El filme de 10 minutos cuenta la historia de un oso que es sacado de su hogar y obligado a trabajar en un circo. “Quiero dedicarle este logro a mi abuelo, quien inspiró esta historia y a todas las personas que, como él, han sufrido el exilio. Realmente esperamos que esto nunca más vuelva a ocurrir”, dijo Osorio tras recibir el galardón.

“Creo que es esto lo que hace que la película se sienta más humana, más simple, pues nace de un punto muy honesto en mí, un lugar desde el que puedo hablar sobre sentimientos que conozco y que entiendo. Es esto quizá lo que ha hecho que el público pueda conectarse con la historia y lograr ver la humanidad que hay detrás de la narración”, agregó.

El premio para “Historia de un oso” fue felicitado ampliamente en el país, incluido el ministro de Cultura Ernesto Ottone. Se espera que mañana los realizadores del corto sean recibidos en el Palacio de La Moneda por la presidenta Michelle Bachelet.

Por fin DiCaprio

La jornada también estuvo marcada por el triunfo de Leonardo DiCaprio en categoría de Mejor Actor por su papel en “El Renacido”, película que le dio a su director, el mexicano Alejandro González Iñárritu el premio de Mejor Director por segundo año consecutivo.

En Mejor Película triunfó “En Primera Plana”, que cuenta la historia del periódico estadounidense Boston Globe desenmascarando el escándalo de abusos sexuales por parte de sacerdotes de la Iglesia Católica.