Estudios de la revista Global and Planetary Change dan cuenta de que el bosque nativo chileno es el más deforestado de América Latina desde el inicio del colonialismo con la llegada de los europeos, en 1536.

El ingeniero de la Universidad de Chile y doctorado en la Universidad de Queensland, Australia, Álvaro Salazar, comparó la vegetación natural que había en Chile y otros seis ecosistemas latinoamericanos antes de la llegada de los españoles, con la que quedaba a principios del siglo XXX. “El bosque chileno es el más deforestado relativamente, ya que ha perdido 83 por ciento de su vegetación original, mientras que la Amazonía sólo ha perdido 14 por ciento de su cobertura”, afirmó Salazar a El Mercurio.

“Todo el mundo está preocupado del cambio climático por el efecto invernadero, pero hay que tener cuidado, porque si estamos hablando de la temperatura superficial, la deforestación puede ser tanto o más importante que el CO2”, agregó el investigador.

El otro ecosistema que más se deforestado es el de la selva atlántica de Brasil, que antes cubría  todo el borde oriental del país y que ha perdido el 81% de su superficie original.