A Tribunales llegó este viernes 10 de junio, el senador Alejandro Navarro, acompañado de dirigentes del Servicio Nacional del Menor (Sename) del Hogar Capullo de Chiguayante, para poner un recurso de protección en contra de la dirección regional de la institución, del Servicio de Salud de Concepción y de la administración del centro Capullo, luego que sólo en el último mes cuatro ya son cuatro los menores que viven en el recinto, que intentaron quitarse la vida.

El último de los casos consignados en la acción legal es el de Daniela, una joven de 15 años que el pasado 29 de mayo quiso quitarse la vida en el hogar, sin recibir posteriormente la atención psiquiátrica necesaria en casas tan graves como estos. “Sólo la acción de los funcionarios impidió que ella se quitara la vida. Se requiere una acción inmediata del Servicio de Salud de Concepción, tiene que haber un tratamiento especializado, tiene que haber una internación de estos menores. (…) si no actuamos a tiempo vamos a tener que lamentar un nuevo niño o niña muerta, suicidada, y es por ello que pedimos que al Servicio de Salud de Concepción la corte le ordene actuar ahora”, declaró Navarro.

Si bien Riña Oñate, directora del Sename, no negó las denuncias, dijo que el organismo ha actuado en conjunto con el Servicio de Salud, asegurando que “se ha pedido la internación rápida a los servicios de salud (…) nosotros requerimos los apoyos de las instancias que corresponden, y las hemos tenido, de tal manera que hoy día Daniela se encuentra hospitalizada” 

La querella es también compartida por funcionarios del Sename, quienes exigen una urgente inyección de recursos para la contratación del personal que falta, como también nuevas políticas y medidas para proteger a los niños. Cristián Araya, dirigente de trabajadores de la institución declaró que “Hoy día hay cero preocupación por los problemas que afectan a los centros de todo el país”, Araya añadió que los altos mandos del Sename están preocupados de otros asuntos, como conseguir nuevos cargos, pero “de los problemas que existen en los centros, en el área especialmente de protección, no hay ningún interés ni preocupación de parte de la autoridad”.