Nicolás Barrantes tenía 17 años en 1973. Es hermano de Marco Barrantes, una de las 15 víctimas de la Caravana de la Muerte, a cargo del recientemente fallecido Sergio Arellano Stark durante su paso por La Serena. 

Hoy Nicolás tiene 59 años, y este domingo 12 de junio denunció en una entrevista de Informe Especial, en TVN, haber sido víctima de torturas por parte del ex comandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre.

En la emisión, Barrantes mencionó una conversación que tuvo al ser detenido, cuando uno de sus compañeros le preguntó: “¿Cómo te trató Cheyre?, es el que le pega a todos”. Este le respondió: “Entonces él fue el que me golpeó, me torturó, me pateó, me preguntaba”.

El hombre señaló que con el paso de los años, descubrió que su torturador era Juan Emilio Cheyre “Ahí fui asociando y después con el tiempo vi fotos de él, la boca es inconfundible, después escuché su voz por la televisión. Es la misma persona que a mí me torturó en el Regimiento de La Serena”, aseguró.

El de Nicolás Barrantes no es el único testimonio, lo respalda también la simpatizante mirista Cecilia Marchant, quien dijo que al momento de ser detenida en 1973, “entró Cheyre y fue el que yo recuerdo que empezó a llamar a la gente que después fueron fusilados. Cuando a mí me detuvieron, una de las primeras declaraciones que me hicieron en el regimiento me la tomó él, por lo tanto yo ya lo ubicaba (…) Cuando me fueron a detener a la estación de ferrocarriles de La Serena, Cheyre también iba en el grupo”, afirma la ex presa política.

Pese a estas acusaciones, y a que el Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior solicitó procesar al ex comandante por estas y otras denuncias, Cheyre en abril de este año, declaró ante el juez Mario Carroza, que sólo desempeñó “roles administrativos”.