Casi dos semanas completa la huelga legal que el Sindicato N°1 del Banco de Crédito e Inversiones (BCI) lleva a causa de la constante infracción de las leyes laborales y las precarias condiciones que el banco propiedad del Grupo Yarur entrega a los empleados del área comercial.

Ante la falta de respuesta de la empresa ante sus demandas, en horas de esta mañana unos 40 funcionarios cortaron el tránsito en la interesección de la Alameda con Vicuña Mackenna. Exactamente a las 7:00 horas, Plaza Baquedano se encontraba tomada por lienzos y pancartas que denunciaban los malos tratos del BCI hacia los trabajadores de call centers.

Al tiempo en que los vehículos eran desviados hacia Diagonal Paraguay y personal de Fuerzas Especiales se aprestaba para disolver a los manifestantes,  La presidenta del sindicato, Mitzi Badilla, declaró a los distintos móviles de los noticieros matinales las razones por las que realizaron esta protesta. “Han lanzado a los trabajadores a la calle para que el sindicato muera y así no se levante nunca más. Por eso nosotros radicalizamos y nos tomamos la calle, porque las autoridades no se han hecho cargo de lo que está sucediendo acá”, señaló.

Badilla precisó que “entre los dos sindicatos hay 1.200 trabajadores (movilizados), la mayoría son ejecutivos de negocios. ¿Cómo es posible que las acciones sigan subiendo si no se están generando negocios?”.

Sobre la represión con que actúo la policía durante la manifestación, la dirigente enfatizó en que “acá hay tráfico de influencias. El gerente de seguridad de BCI es un coronel retirado de Carabineros y llama a Carabineros para tomar detenido injustamente a los trabajadores que estamos acá a cara descubierta y a mano descubierta”, añadió. Al menos una persona quedó detenida en el operativo.

La semana pasada, la gerencia del BCI inició un hashtag por Twitter llamado #10MilFelicesEnElBCI, donde decenas de cuentas (algunas con muy pocos twitteos y otras pertenecientes a trabajadores de áreas más administrativas) comentan lo contentos que se encuentran de trabajar en el bancocon el fin de desacreditar la lucha de los trabajadores del call center.

Entre las demandas de los trabajadores se incluyen un aumento del sueldo base, que actualmente está cerca de los 270.000 pesos, que se paguen comisiones por ventas y no un bono variable, el compromiso de que el banco pague el seguro complementario de salud y también la cancelación de un bono de término de conflicto.