La mañana de este viernes 17 de junio la Asociación de Pensionados de Concepción llegó hasta las afueras de una de las oficinas de la AFP Hábitat de la ciudad penquista para protestar en contra del anuncio de la caída de las pensiones en un 2% a partir del 1 de julio de este año. Esto, porque los parámetros de esperanza de vida determinaron que los chilenos estamos viviendo cada vez más, haciendo que los ahorros se dividan en una mayor cantidad de tiempo y, de esta forma, mermando los ingresos de los pensionados.

Imilsa Contreras es vicepresidenta de la Asociación de Pensionados de Concepción. Tiene 82 años y recibe una pensión mensual de 150 mil pesos. Con la rebaja del 2%, Imilsa estaría recibiendo 147.000, una diferencia importante, contando con que el ya actual ingreso es insuficiente para las necesidades de la jubilada. Por esta razón, la dirigente social se encadenó a las puertas de una sucursal de AFP Hábitat. “En julio van a bajar la pensión a los jubilados porque la gente vive más años, pero se olvidan de que hay mucha gente que se está muriendo antes de recibir pensiones por las condiciones de salud y la desprotección que existe en el país” dijo Contreras a El Desconcierto.

Ante la protesta, personal de Hábitat cerró la oficina por dentro y llamó a Carabineros, quienes llegaron con gran contingente policial que no tuvieron la necesidad de usar, ya que tanto Imilsa como las y los demás manifestantes se retiraron pacíficamente del lugar. Para la dirigenta, la única solución es “Volver a como fue siempre, que la gente pueda recibir mejores jubilaciones, porque actualmente las pensiones son un negocio para los que están arriba; porque si este sistema no se echa abajo, todos van a ser afectados, toda la gente joven que va a jubilar en el futuro también va a ser afectada”.  

Twitter: @eduhernava

Twitter: @eduhernava