Esta tarde el tribunal del Octavo Juzgado de Garantía dictó la sentencia del ex ministro de Minería de Sebastián Piñera y ex candidato presidencial y senatorial de la UDI, Laurence Golborne, por delitos tributarios reiterados.

Recordemos que tanto el Ministerio Público como el Servicio de Impuestos Internos (SII) pedían las medidas cautelares de arresto domiciliario total y arraigo nacional para el ex ministro. Esto, luego que acreditaran que Golborne había recibido un total de más de $378 millones para su precampaña presidencial y senatorial entre los períodos de 2012 y 2013 a través de Penta y de al menos otras 10 empresas (entre las que están empresas como BCI, Ripley o Inversiones Caburga).

Todo esto a través de 26 documentos y cuyo monto se desagrega entre $218 millones por facturas ideológicamente falsas emitidas por la empresa Vox Comunicaciones, mientras que otros $160 millones a través de VSA y Siglo Outsourcing.

La defensa de Golborne había calificado las medidas que pedía la Fiscalía y los querellantes como “descabelladas”, comparándolas con otros casos como -por ejemplo, los del Caso FUT-, acusando que había “grupos privilegiados” que no recibían la misma solicitud de medidas. Su abogado Juan  Pablo Kinast aseguró que aprobar esas cautelares podría ser una “vergüenza histórica”.

El tribunal tomó en cuenta estos antecedentes, además de declaraciones como las de Luis Enrique Yarur, dueño del banco BCI, Gabriele Georgia, representante legal de Vox Comunicaciones o de Tomás Carrasco, dueño de la sociedad VSA, entre otros antecedentes. También consideró como atenuantes la conducta anterior de Golborne y el hecho que haya declarado -a pesar de que haya sido parcialmente, ya que negó los aportes de Ripley, multitienda de la que es director, y dijo haber recibido solo $120 millones para su precampaña-, ya que otros imputados prefieren hacer uso de su derecho a guardar silencio.

Por todo esto, finalmente el tribunal decretó las medidas cautelares de arraigo nacional y firma quincenal para Laurence Golborne Riveros.