Durante los acontecimientos de la reforma universitaria en la Universidad Católica de Chile, a partir de 1967, se hizo famosa la frase “El Mercurio miente” como necesaria respuesta a los ataques que ese diario conservador realizaba al movimiento estudiantil que buscaba cambios de verdad en esa institución de enseñanza superior y por ello nos preguntamos, con motivo de lo que diremos más adelante, si ese medio de expresión, que siempre protege los intereses de los actores más poderosos de los mercados, cae en la misma mala práctica de mentir o bien, por ignorancia, publica noticias con variados errores.

Vamos al grano :

El 12 de agosto de 2016 con título “Club de Golf Los Leones consigue permiso para levantar hotel que ocuparía Four Seasons” se publica una crónica sobre un proyecto inmobiliario a ejecutarse en los terrenos de ese distintivo club, el mismo que congrega a quienes mandan en Chile, el que, aunque ahora lo puedan negar, hace unos 50 años atrás, impidió que unos exitosos empresarios judíos se hicieran socios del mismo : a raíz de ese desprecio racial y como los humillados tenían dinero, se construyó para ellos el Club de Golf La Dehesa, localizado en la actual comuna de Lo Barnechea.

En el epígrafe del reportaje se lee “La sociedad dueña del exclusivo complejo optó por reducir la altura de 11 a cinco pisos. Asimismo, eliminó del proyecto el apart hotel de departamentos e incluyó un centro de convenciones”.

Como las cosas no son como ese diario lo informa, dejamos en claro que el proyecto original del año 2010 contemplaba 11 edificios de cinco pisos cada uno, lo que es muy distinto a reducir la altura del hotel en los términos que el diario subraya. Por otro lado la noticia (?) indica que el proyecto tendrá 19.000 m2 construidos, emplazado en la ladera sur del cerro San Luis y que el acceso será por la calle Luz, destacando que el proyecto ocupará una proporción muy pequeña respecto de los 619 mil m2 que tiene el terreno del club y omitiendo obviamente que el inmenso predio está definido como área verde, sin referirse en ningún momento a las restricciones de uso que tienen las áreas verdes.

Ahora bien, en julio del año 2014, el diario electrónico Cambio21 decía sobre este negocio algunas cosas de bastante interés, lo que se aprecia en link 

Se evidencia entonces que en un principio el proyecto era de 11 edificios, el que podría haber sido posible gracias a la ingeniosa movida, Decreto Supremo Nº 1 del Minvu, que redactó el gobierno de Piñera, vigente por unos 3 meses y derogado por el gobierno actual debido a los reclamos ciudadanos. Con ese obsceno Decreto se eliminaba la restricción contemplada en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción (OGUC) en orden a que los equipamientos de mayor carga de ocupación debían enfrentar ciertas vías, teniéndose en cuenta que la angosta calle Luz está clasifica como vía local. En la actualidad solo los equipamientos básicos, de hasta 250 personas, pueden enfrentar este tipo de vías, con lo cual el proyecto en comento, no podrá tener su acceso por esa estrecha calle.

Asimismo, en el permiso de edificación del julio de 2016, cursado por la Dirección de Obras de Las Condes a nombre de la Sociedad Anónima de Deportes Club de Golf Santiago, se dice que el proyecto de hotel y centro de eventos se ubicará en la Av. Presidente Riesco 3.700, aplicándose un artículo que alude a los equipamientos recreacional y deportivo del Plan Regulador Metropolitano de Santiago (PRMS), el que permite destinar el 20% del total del predio a otros usos, pero sin revelar que es área verde y que, para cambiar el destino del 20% de la superficie del terreno, es condición sin qua non que exista una modificación al Plan Regulador Comunal de Las Condes, materia no formalizada. ¿Por qué se omitieron estas realidades ?

En razón a que en las áreas verdes tipificadas en el PRMS se admiten los equipamiento de culto y cultura, en el permiso en cuestión se afirma con total desfachatez que el hotel y su centro de eventos corresponde a culto y cultura (sic), a sabiendas que señalarlo por escrito en un documento oficial es de la mayor simplicidad, pues mentir en Chile no tiene sanción.

Estimamos que, si la cadena hotelera internacional Four Seasons se allana a invertir los US$ 30 millones para levantar el hotel y el centro de eventos en un terreno área verde que tendrá que arrendar a un tercero, será indispensable definir el punto de acceso, ya que por la calle Luz no podrán ingresar ni salir vehículos, conforme a la escala de equipamientos de la OGUC. El acceso sí podría emplazarse en la Av. Presidente Riesco, por ser esta vía de mayor capacidad, pero seguramente los encopetados socios de ese club de golf no lo aceptarán por razones de fácil entendimiento.

 

 

 


Presidente de la Fundación Defendamos la Ciudad