Una jueza federal de Argentina, María Romilda Servini, comenzará a investigar la muerte del poeta Federico García Lorca, fusilado en 1936. Aún cuando han pasado 80 años desde su muerte, el también dramaturgo sigue desaparecido.

La jueza que hace tiempo investiga las aberraciones de la dictadura franquista aceptó la denuncia por la desaparición de García Lorca presentada por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) e incluso ya envió un exhorto al país europeo pidiendo a la justicia todos los antecedentes sobre el caso.

La denuncia, según consigna El Mundo, asegura que en los documentos entregados se acredita “fehacientemente” las circunstancias del asesinato del gran poeta. Todo, a partir de un documento de la Jefatura Superior de Policía de Granada fechado el 9 de julio de 1965, que obtuvieron de forma anónima.

En el texto se asegura que García Lorca fue fusilado con otra persona y en él es calificado como “socialista y masón” además de realizar “prácticas de homosexualismo, aberración que llegó a ser vox populi”.

La justicia de Argentina puede investigar este hecho, tal como consigna El País, a partir del principio de jurisdicción universal que habilita a cualquier país a investigar este tipo de crímenes.

La muerte y desaparición del poeta

La muerte de Lorca ocurrió en Granada. Días antes había llegado a la ciudad proveniente de Madrid. Sin embargo, hace muy poco las fuerzas de sublevación contra la República habían dado el golpe de Estado, por lo que el dramaturgo fue perseguido. Según detalla el documento, después de llegar a la ciudad andaluza, registraron su domicilio dos veces. Después de ello se refugió en la casa de unos amigos donde estuvo hasta que lo detuvieron producto de una orden del Gobierno Civil.

Tras esto, se llevó a García Lorca a los calabozos de la mencionada institución y a pesar de los intentos de cercanos, no lograron liberarlo. A los días fue asesinado, aunque no se tiene certeza de cuando. Hasta el día de hoy, Lorca sigue como un desaparecido más, su cuerpo no ha sido hallado. 

En España la noticia causó sorpresa y alegría, aunque un poco de estupor debido a la ineptitud de la justicia española para hacerse cargo del caso.

El joven político de Podemos, Iñigo Erregón, escribió en su Facebook: “80 años después de su asesinato, tienen que ser jueces extranjeros quienes apliquen justicia y memoria. Lorca siempre presente”.

Por su parte, el periodista Jesús Maraña escribió en Twitter: “Que una jueza argentina investigue el asesinato de #Lorca 80 años después lo dice todo sobre #MarcaEspaña”.