El estado de la política parece estar en uno de sus peores momentos. Si día a día hay que aguantar diversos casos de corrupción y una lejanía brutal con la ciudadanía en la toma de decisiones, al parecer también hay que soportar cosas que, francamente, limitan con la estupidez.

Es el caso de un candidato a concejal que ofreció 1.000 pesos de bono para obtener un descuento de gas en vistas de la próxima elección municipal de octubre.

El insólito hecho ocurrió en Quilicura y el responsable es Fernando Sarría, candidato del Partido por la Democracia (PPD). La incitación a vender el voto por una luca de gas, quedó inmortalizada en un folleto que agregaba dos números telefónicos con el objeto de hacer válido el descuento.

Según publica El Mostrador, el PPD repudió la forma de campaña de su militante, asegurando que lamentan y rechazan “enérgicamente las acciones de campaña que se aparten de la normativa legal vigente”.

“Si bien es un error del mencionado candidato y que debe ser corregido a la brevedad, nuestra colectividad a través de su Administrador General Electoral procederá a adoptar las medidas respectivas”, agregaron desde el partido.