Hace una semana se supo de la agresión que sufrió la candidata a concejala y mujer trans Niki Raveau junto a una amiga en pleno centro de Santiago a manos de un grupo de hombres armados con fierros.

El 30 de agosto se realizó una funa en repudio de la agresión en el lugar donde ocurrieron los hechos. En esa ocasión, como muestra este registro audiovisual, Raveau contó detalles de la golpiza de la que fue víctima con el objetivo de denunciar los ataques transfóbicos, cada vez más comunes en el país.

“Fuimos agredidas por un grupo de hombres que trabajaban en in inmueble, nos gritaron de todo: maricones culiaos, travestis de mierda, muéranse, sidosos, etc, etc y se reían de nosotras”, explicó la candidata a concejala por el Partido Ecologista Verde.

“En eso, mi amiga le pregunta, ¿qué te crees de tratarnos así? Y ahí los tipos se lanzan contra nosotras, nos rodean, nos amenazan con fierros y a mí me pega uno. De a cuatro, bien valientes, bien machitos como les gusta ser a ellos”.

Raveau además explicó que las personas que pasaban por el lugar hicieron caso omiso de su la agresión.

“La gente que estaba en el lugar ninguna nos apoyó. O se quedaron calladas o se rieron. Después llegó Carabineros con un trato inepto, ineficiente, agresivo y violento con nosotras en todo el procedimiento. Eso tuvimos que vivir como víctimas nosotras también, nosotras no somos cobardes, no somos estúpidas, somos personas y necesitamos tener derecho a tener un proyecto de vida y a caminar tranquilas”, explicó.

“Yo no iba sola. Mi amiga, la cual siendo trans migrante, no ha recibido ninguna autoridad ni nadie le pidió disculpas o habló con ella. Esperamos que todas las personas que levantaron polvareda esta vez, porque yo era concejala, en el próximo asesinato trans o a la próxima golpiza, se alcen y repudien el hecho con tanta fuerza como ocurrió ahora”, agregó.

Antes de terminar su relato se refirió a la gente que observaba su discurso con lejanía. “Yo le pido a las personas que nos miran de lejos o no nos entienden mucho, no tienen nada que entender, no tenemos nada que explicarles. Ustedes tienen que simplemente respetarnos como nosotros los respetamos a ustedes”.