Cientos de archivos secretos de la CIA en relación al Golpe de Estado de 1973 han sido desclasificados. Así a lo largo de los años se comprobó que el servicio de inteligencia estadounidense participó activamente del derrocamiento de Salvador Allende y otros crímenes terroristas.

Pero no se ha dicho todo. El autor del libro “The Pinochet File” (Pinochet: Los archivos secretos), Peter Kornbluh, ha dedicado buena parte de su vida a desentrañar el rol de EEUU en el golpe al gobierno de Allende y revela que falta información y la CIA es quien la retiene.

La CIA sigue reteniendo información sobre lo que le dijo al presidente (Nixon) incluso el día mismo del golpe hace 43 años (…) Está intentando encubrir lo que Nixon sabía sobre el complot golpista en Chile y desde cuándo lo sabía, y también esconde los propios contactos y conexiones de la CIA con los planificadores del golpe“, explica.

En esa línea cuenta que hace unos meses la CIA desclasificó cientos de informes presidenciales de la administración de Nixon pero tachó y borró varios párrafos concernientes al golpe chileno.

Sigue siendo un crimen lo que la CIA hizo en Chile y sigue intentando distanciarse del golpe encubriendo el alcance de sus comunicaciones con los golpistas“, señaló el investigador a El País.

Por eso, es que Kornbluh exigió al gobierno de Obama que ordene desclasificar toda la información de inteligencia sobre nuestro país.

“No es que esos documentos vayan a alterar lo que ya sabemos, pero tenemos una deuda con Chile mucho más amplia” pues “Pinochet nunca habría llegado al poder sin apoyo de EE UU (…) Y nunca habría estado en la posición de enviar asesinos y terroristas a EE UU y matar a dos personas inocentes”, dijo sobre los asesinatos del excanciller Orlando Letelier y su asistente, Ronni Moffit en 1976.

Según Kornbluh, los archivos relativos a ese crimen terrorista, pueden dar luces sobre algo que nunca se comprobó, aunque parezca obvio: que Pinochet ordenó el asesinato de Letelier.